Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

domingo, 31 de mayo de 2015

MUERTA LA JAURÍA, NO SE ACABA LA RABIA


Hay un interés especial del régimen, sus medios y formaciones, en culpar a la corrupción de los males nacionales, unida a la intención de que, una vez liquidado Rajoy, se terminan nuestros males.Sin duda, la corrupción desempeña un triste papel en nuestra ruina, presente y pasada, aunque no en exclusividad. La norma de Rajoy y su banda de ladrones y asesinos es robar a espuertas, pero en compensación, han ejecutado un libreto dramático escrito por otros autores, radicados en Berlín, Bruselas, las oficinas del FMI, y las grandes corporaciones bancarias, europeas e internacionales, valiéndose del Banco Central Europeo, imponiendo la obligación para los deudores de cumplimentar el déficit que ellos programaron, y el empleo de la siniestra moneda única, solo devaluable a efectos de conveniencia si los señores Draghi y Schauble lo resuelven. 

Rajoy, viejo político de larga tradición, se transformó en gauleiter local de estos intereses foráneos. De forma tal que, de poco valieron los once millones de votos confiando en sus promesas electorales.Solo útiles para incumplirlas todas, una por una, ejercitando una dictadura parlamentaria, brutal, y basada en reales decretos contrarios al interés nacional y social. Ahora, cuando sus compatriotas le dan la espalda, tras haber transformado España en un reino Bananero, endeudándolo y empobreciendo a sus habitantes hasta las cejas, se larga, hasta que otros, por ejemplo Albert Rivera y la derecha del PSOE, le tomen el relevo bajo la promesa vana de extirpar una corrupción inseparable del sistema,mientras la Europa Alemana continúa estimulando, desde su tinglado en el Parlamento Europeo, de mayoría conservadora y fiel a sus dictados, la ruina popular local. No negaré el hecho feliz de que Rajoy y los suyos abandonen, de momento, gobernaciones y consistorios, antes de la inmolación definitiva de la sucursal franquista del Reino. Hizo el trabajo sucio de manera ejemplar, dejando al país en cueros vivos y sangrantes, con tasas de paro y desprotección social incompatibles con ciertos grados de civilización. Pero me temo que, después de esa gestión devastadora, la inmediata caridad, bajo el formato de subvenciones oficiales, eliminando incluso parte de la corrupción-no su eje central- resulte insuficiente para cementar grandes cráteres sociales, a los que se se sumarán los pagos de la deuda soberana y sus intereses, cumpliendo un déficit que a Rajoy se le permitía soslayar con cierta levedad. De manera que, la pregunta que formulo ante tanto jolgorio de momentáneo alivio es: cuándo nos plantamos frente a esta Europa criminal y oligárquica, dando aire al valiente pueblo heleno? Entre los vencedores del 24M y los muchos que festejan esta pequeña victoria no veo flotando esta decisiva cuestión.

sábado, 30 de mayo de 2015

LOS SENDEROS DE LA CARIDAD REFORMISTA


Es notable la ausencia de manifiestos y declaraciones relativas a la sujeción de España a la Europa Alemana y nuestro pesado grillete monárquico. Son los dos ejes de la presente decadencia, simétricos y devastadores por lo que representan de asfixia social y atraso económico. Creer que nuevas formaciones de gente honesta (no me refiero a Ciudadanos) resolverán problemas fundamentales que superen la caridad reformista desde gobernaciones y alcaldías, se proyecta ilusorio. La división del trabajo entre países ricos y acreedores, y los pobres que adeudan lo que jamás podrá pagarse, mientras son sangrados por intereses que se siguen acumulando, junto a nuevos empréstitos que apenas sirven para ir tirando, marcan un rumbo claro hacia el subdesarrollo. Somos, ya lo dije, un país intervenido que perdió su relativa independencia. Lo que antes parecía beneficiarnos de la Unión Europea, a la postre nos convirtió en esclavos. Se veía venir con la virtual destrucción de la agricultura, junto a las privatizaciones por parte de González y Aznar, de Repsol,Telefónica, Iberia, y otras empresas estatales que, una vez privatizadas, evaden tributos en las islas Caimán y otros paraísos financieros. El sangrado de estos años recientes nos dejó en la UVI. Y de esa virtual caja fúnebre de la agonía nacional, hoy perpetuada, no es posible salir con vida. El derrumbe español ya es materia de estudio en varias universidades de prestigio. Al mismo, se agrega al hundimiento de Europa, en manos de los neonazis financieros de la Alemania reunificada. En las probables elecciones de noviembre se irá Rajoy, acompañando los resultados del 24M,pero la pobreza estructural, en cualquier país que rompa su contrato social partiéndose e dos franjas de ricos y pobres, seguirá su derrotero imparable hacia el ocaso, las guerras intestinas, los genocidios y la sangre. La historia europea es pródiga en tales vertidos. Vivió guerreando intestinamente durante siglos, y por un momento, tras la última Guerra Mundial pareció democratizarse, armonizando sus principales sociedades. Era sin duda un espejismo. Repasar a fondo, desde los anales de cada territorio su pretendida democratización, no sorprenderá al estudioso. El capitalismo es un fenómeno global, y el viejo continente continúa siendo uno de sus pilares fundamentales. 

Si la cultura histórica y política operase a fondo en España, los recientes vencedores en las urnas debieran aprontar un programa unitario para enfrentar esta tarea deconstructora del miserable paneuropeísmo, para edificar otro porvenir continental más igualitario. El discurso inicial de "Podemos", antes de encerrarse en la trampa centrista, era más o menos éste. Ellos lo han olvidado, yo no, porque es lo que sostengo desde hace varios años, mientras otros se contentan en echar al PP y debilitar al PSOE, sin afrontar lo que hace falta para ser menos desdichados.

viernes, 29 de mayo de 2015

EL CASTIGO DEL TIEMPO Y LA DESMEMORIA


En las tertulias y el papel impreso, rizar el rizo desvelando nuevas y viejas corrupciones, la crisis del PP, derrotas de Aguirre, Rajoy y la absurda Rita Barberá. Lo de siempre, una pesadilla cotidiana sin irte a la cama.El resto del mundo y los horizontes de futuro no existen para estos comentaristas, iletrados y llenos de lugares comunes, calcando frases monocordes unos de otros en fila india. Toda esa mugre,propia de un concepto infame de la realidad, debió ser barrida hace tiempo, pero flota aún, rebosante de heces e impoluta, mientras una complicidad silenciosa, aunque efectiva, autoriza que los destinados a irse sigan mandando, y millones continúen sufriendo. Franz Kafka, reinventado sin maestría en crudas historias de miseria y crueldad infinita propias este franquismo del siglo XXI. Hace más de cinco largos años, observo,desde cerca y lejos, a la muerte y su larga sombra deslizarse por cada palmo del territorio donde nací, y abandoné con cuatro. Fue el de la posguerra de color pardo. Al regresar con canas y arrugas, viendo el panorama desde Catalunya empecé a comprender. Hoy, es como si el castigo del tiempo se hubiera cebado en millones de mentes, envolviendo la dignidad colectiva en bolsas de plástico, para asfixiarla, como en aquellos tiempos trágicos. La diferencia es que el ayer era fruto de la derrota. La desmemoria preparó otra nueva, y más impune todavía: la de la Europa Alemana,heredera del espíritu nazi, y sus lacayos vernáculos, regentando para trece millones de pobres  otros campos de concentración.

LA HORA DEL DESCRÉDITO

    Jorge Javier Vázquez. El embrutecedor televisivo más célebre


La bufonería de los perdedores políticos en España es plato apetecido por el payaso televisivo Jorge Javier Vázquez y su infumable "Sálvame". Declaró que "mataría por conseguir a Eduardo Inda y Francisco Marhuenda", dos esbirros periodísticos. Otro de sus tenebrosos sueños es Luís Bácenas. No menciona a la absurda Esperanza Aguirre, Cospedal,su paje Floriano, y cualquier miembro de gabinete de Rajoy, incluido el bastonero mayor. Cualquiera de ellos sería capaz de divertir a los que buscan masticar carne podrida, y bien agusanada en la caja tonta. Es la otra cara del castigo que el tiempo destina a personajes miserables a punto de caducar, como los yogures de Diaz Cañete; aquel ministro del que nadie se acuerda, ni siquiera cuando los consume. Someter a escarnio a los que, gobernando aún, han destrozado el contrato social, es saludable. Con independencia de nuevos verdugos, como el tal Vázquez y los que vayan apareciendo en la TV, el hecho retrata el descrédito público de quienes se creían impunes "saqueando España", como bien dijo Cospedal por culpa del subconsciente. lo que antes comportó un drama, vigente aún para millones de familias, se ha transformado en un sainete cómico, prólogo del proceso judicial por corrupción que varios de ellos padecerán. Pasó con los robos del caso "Palmarena", también en Valencia y otros territorios, no todavía con ejemplaridad. Luis Bárcenas fue una suerte de chivo expiatorio, por eso lo quiere "Sálvame". Ya en el "Intermedio", que hace crítica social y política en contra del sistema, el humor sirvió a la verdad. No en el predio infecto de Vázquez, la Esteban, Kiko Hernández y otros bufones de baja estofa.

Pero aún es temprano para que los chorizos salgan masivamente de la caja, como los payasos a resorte. No menciono a los alcahuetes de pago que desfilan por las tertulias, al llevar su largo recuento muchos más renglones. Sabemos quienes son estos otros payasos sin maquillaje. Vázquez se conforma mencionando a un par de ellos. Sin embargo, el hecho es que, cada día más el público no se los toma en serio. El ridículo, no es otra cosa que la realización parcial del descrédito. Y éste, despunta mayores alcances en su plena realización por más que los poderes les protejan y amparen.

jueves, 28 de mayo de 2015

LA SOBERBIA INÚTIL



Pretende el PSOE imponer una norma a los partidos que busquen un pacto con ellos en alcaldías y municipios:la de aceptar al completo su programa. No son conscientes del deterioro padecido desde la penosa capitulación de Zapatero, y la gestión complaciente de Rubalcaba con el siniestro Mariano Rajoy y su gavilla. De hecho, fueron el ex presidente y su entonces ministro de Interior quienes pusieron alfombra roja al triunfo inmediato del PP y su mayoría absoluta, refrendada por once millones de papeletas. Este largo viaje inducido al franquismo del Siglo XXI generó la inmediata desconfianza hacia una formación de despertó grandes esperanzas y también muchas decepciones, Porque con ellos empezaron los recortes, unidos a la sujeción al IV Reich y Bruselas, en medio de una larga escena de noche y niebla que destruyó gran parte de fuerzas productivas,sembrando la pobreza mientras se hundía el país. Ahora, ante el fracaso del gobierno genocida, dicen que cambiaron. En efecto, no son los de antes ni tampoco volverán a ser la lejana esperanza del ayer. Encima, llevan al mascarón neoliberal de Felipe González como mentor, arrastrándolo hasta mitines y encuentros con sus militantes, probando de paso que aquel puño que esgrimía la rosa, terminó asfixiándola. De hecho, Antonio Miguel Carmona sacó en Madrid menos votos de los que quizá merecía, por ese fardo partidario de difícil encaje masivo. Luego, no es de recibo que él ni nadie planteen exigencias más o menos totalitarias. Rechazaron, in extremis, pactar con el PP y unirse a la risa hiénida de la paranoica Esperanza Aguirre. Eso no alcanza para atraer demasiadas voluntades, al menos hasta el extremo que las precisan para tener futuro como partido de gobierno.

De momento, Pedro Sánchez va por un lado, y Susana Díaz, no tan lejos de Aguirre en su fobia hacia formaciones nuevas de centro izquierda, no puede asumir, pese a haber sido la candidata más votada en las andaluzas. De continuar así, a causa de la defensa cerrada que hace de Griñan y Chaves por el feo asunto de los Eres, tendrá que pactar con el PP, enfrentándose a Sánchez y Carmona. 
En ese concierto,el horno no está para bollos ni aspiraciones hegemónicas. Quien en el PSOE crea que sí, continuará fabulando irrealidades poco prácticas.Hace tiempo que los españoles no confunden la política con el fútbol ni los churros con las merinas.

lunes, 25 de mayo de 2015

MAÑANA Y PASADO



Al alborozo de algunos compañeros sobre los resultados de la víspera, favorables al centrismo y no a una izquierda políticamente inexistente, lo mediatiza una realidad concreta: España es un país socialmente desgarrado e intervenido, con una deuda exterior enorme de pronto pago, sujeto con cadenas al paneuropeísmo, la fiscalidad que impone Berlín, y el euro, esta moneda asimétrica, verdadero cepo que redondea un diabólico invento destinado a lastrar la posibilidad de forjarse el futuro más promisorio, fuera de la servidumbre y la dominación del IV Reich. Nadie de los que han vencido al corrupto Partido Popular y su gobierno basura plantearon el tema, y sin embargo, es crucial encararlo con decisión y valor.Para ello sería necesario enfrentar al BCE, el Bundesbank, el Parlamento Europeo, la Troika y la Europa Alemana, que hoy integramos desde el furgón de cola, junto a Grecia, Portugal, Irlanda e Italia. El otro drama interno radica en la profunda desigualdad social del territorio patrio, algo que, debilitando la cohesión social y estructural, acentúa la dependencia, y la necesidad de crédito exterior para que la economía despegue y se puedan crear empleos.Los presentes recursos recaudatorios se destinan a honrar los intereses de la deuda exterior, restándolos al modelo sanitario y la educación pública, creando a su vez nuevos parados y carenciados. Fuera del IVEX 35 nuestros recursos industriales, menguados por gravosas desnacionalizaciones, y también los alimentarios desde la agricultura, son modestos. El turismo funciona, gracias un clima inexportable, siendo insuficiente como único motor de desarrollo, además de requerir una modernización constante que demanda inversión.La reforma laboral anuló derechos, empleos fijos y conquistas de todo tipo, convirtiendo a muchos asalariados en virtuales mendigos, a base de deprimir salarios.
La crisis de deuda soberana y la obediencia a La Troika lo impiden casi todo.
Pero lo que de verdad convalida esa impotencia no son los recursos inexistentes, sino la tradición histórica servil desde la derrota republicana en la Guerra Civil, impuesta por el franquismo, pulverizando las previas conquistas sociales. Sin embargo, todo el andamiaje de esta Unión Europea criminal, donde el norte expolia al sur, corre peligro de fenecer al menor contratiempo.
Si un pequeño país como Grecia provoca pánico en Bruselas y Berlín en el caso de abandonar el euro, cabe imaginar lo que pasaría si España se planta y dice: "Así no podemos salir adelante. Si ustedes no muestran un verdadero espíritu de colaboración, salimos de este club, quedaros con vuestra miseria". Luego, el paneuropeísmo y su espíritu de dominación de los más débiles se haría añicos.
Nosotros, pese a la ruina social causada en los últimos años, somos la cuarta potencia europea. Sin España dentro el resto es imaginable. El poder del gran deudor neutraliza parcialmente el del acreedor, de ejercer el último su derecho a negociar. Parte de la deuda pública, que ya supera el 100% del PIB, es ilegítima, como resultado de cargarle, mediante turbias maniobras la privada, por obra de los socialistas junto a esta banda de delincuentes y genocidas, a sueldo de poderes económicos bancarios y empresariales. La inclusión constitucional del pago prioritario de la deuda por el PP y el PSOE no es por ello casual, y mucho menos juicioso. Enmascara una montaña de negocios sucios realizados con cargo al erario público durante los turnos de gobierno de estas dos formaciones, desde 1982 en adelante. Ese es el  verdadero espíritu de la Transición y su Estado Monárquico, legado expreso del viejo régimen no sujeto a consulta popular. Siendo positivos en relación con la trágica experiencia padecida desde el gobierno criminal e indecente de la extrema derecha y su dictadura parlamentaria, los resultados electorales no reflejan ciertas conquistas irreversibles. La más destacada es la movilización social. Aquellos partidos que traicionen promesas electorales lo pagarán caro. "Ciudadanos" es candidato a la próxima escabechina, por su filosofía torticera, basada en una lucha abstracta contra la corrupción, cuando por carta de origen sus principales cabezas la encarnan. Beneficiada por sus votos como bisagra de pactos centristas,"Podemos", que en su etapa inicial arrasaba como primera fuerza en las encuestas, no refleja el antiguo vigor. Las flameantes banderas al viento sobre la República, la deuda ilegítima y el resto del discurso esperanzador,  fueron enterradas pensando en el voto. Su primer triunfo se cifraba en el mismo. Ahora es un partido que integra el sistema, valorado solo en relación con la flojera socialista y el derrumbe del PP. Merced a ello, el PSOE se recupera parcialmente, aunque haya perdido sufragios,mientras Izquierda Unida se hunde, en medio de contradicciones en apariencia insuperables.
Los triunfos de Colau y Carmena en Barcelona y Madrid son positivos de cara al presente. Contrastan con la derrota de la bruja Esperanza Aguirre, la grotesca Rita Barberá, y el casi seguro de la siempre cruel María Dolores de Cospedal.
Veremos cómo las auténticas triunfadoras de anoche en las dos capitales más importantes del mapa gestionan sus alcaldías. Desde Hacienda, Cristobal Montoro les pondrá palos en la rueda. Rajoy, mayordomo de Merkel, seguirá gobernando hasta el final basándose en su caducada mayoría absoluta. Pero sin duda, el problema mayor que amenaza cualquier buena voluntad es el pago de la deuda y su detracción caníbal de recursos.
Las campanas al vuelo no podrán lanzarse desde un país vasallo y dependiente, si este giro al centro progresista no es sucedido por otro a la izquierda. Esto requiere tiempo, programa y organización. El primero debe transcurrir, el segundo y el tercero no existen de momento. Entre tanto, el socorro a los más pobres, parados y desahuciados, deberá efectuarse por nuevos alcaldes y gobernadores comunitarios. Lo perentorio pospone, de momento, otras polémicas necesarias. Temprano o tarde, ellas volverán a la superficie por fuerza social mayor. Serán, al fin y al cabo, en España y Europa, las que resuelvan el pleito final entre el atraso y el progreso conquistando a las grandes mayorías.
Ada y Manuela, las grandes vencedoras del 25, desde la combatividad y la decencia 

sábado, 23 de mayo de 2015

LA VIEJA MATRIZ PARA UNA NUEVA IMPRESIÓN

    Nuestros matriceros no eran ni son los de Gütemberg...
El giro discursivo de Pablo Iglesias resume claras señales de humo al sistema, buscando integrarse al mismo para frenar desde arriba la emergencia social. Los previos ensayados por el ex tertuliano, un oportunista sin tradición de lucha y ninguna experiencia política, ya insinuaban concesiones, al cambiar la naturaleza de las clases explotadas, y la vampírica condición burguesa por "casta". Toda la cháchara que estos autoritarios profesores de la Complutense, organizados en banda política, emplearon desde los inicios de su fórmula mágica , consistente en cancelar las ideologías, secuestrando los valores del 15M y las mareas, son vulgares apaños pequeño burgueses que fabricó el ala izquierda intelectual del sistema para recomponer su derecha y centro, ante el fracaso del PP, el PSOE, e incluso Izquierda Unida, con su parlamentarismo de furgón de cola. La profunda debilidad de la izquierda en España viene de lejos, manifestándose durante la Guerra Civil y el franquismo, para adoptar formas eurocomunistas, impulsoras de los socialistas y el nucleamiento de la extrema derecha en un país monárquico, coronando una Transición que aseguró la dependencia y el atraso. Iglesias y sus compinches imprimen la vieja matriz de falso cambio, olvidando que el país no es el del 78 ni el 82. Aunque parezca que todo sigue bien atado, la contestación ha ganado las calles ante el magno desastre actual, y no parece que vayan a ser las de antes.

viernes, 22 de mayo de 2015

LAS URNAS DEL 24-5-2015: AL BORDE DE LA EXTREMAUNCIÓN


Los diversos candidatos procuran votos para ocupar gobernaciones alcaldías y consistorios. Estas no debieran ser elecciones normales. De hecho no lo son, aunque la mayoría finge ignorarlo. Nosotros tenemos doce millones de españoles en la pobreza, viviendo en la precariedad del paro sin prestación, o los empleos horarios muy mal pagos. Con cinco millones que no consiguen empleo ninguno, infantes desnutridos, enfermos sin atención, gente que, perdida para siempre la vivienda, duerme en las calles y un paro juvenil que rebasa el 50%, y cientos de miles de emigrados, a los que putean en el lugar de destino como si vivieran en la patria. Somos el país de Europa menos cohesionado, y donde el privilegio de unos pocos supera las necesidades de muchos. Es imperativo un perentorio plan de rescate y asistencia a los últimos, de forma tal que, el voto mayoritario debiera volcarse en encararlo como prioridad uno. Los socialistas y, sobre todo Ciudadanos,aunque también Podemos, baten el parche de la corrupción como idea programática central, no en esto otro, que viene a ser la madre de todas las corrupciones. Parece ser que en las pesquisas no cuenta la opinión de quienes carecen de teléfono respondiendo encuestas, y ni siquiera tienen voz pública. Son los que perdieron todo menos la vida, aunque solo en ciertos casos, porque los 100.000 fallecidos por desatención sanitaria, hambre, carencias o asco, en este gueto nacional de alambradas que pocos quieren ver. Es la nueva España del saqueo o las Hurdes buñuelescas, partida en dos , y sin Frente Popular a la vista, empecinada en revivir el pasado desde su polo más oneroso. Pablo Iglesias está superando a Pedro Sánchez en la carrera por retroceder a 1982. Era otra época, donde la sociedad, pese a todo lo heredado, intentaba reequilibrarse. Pero aquella clase media en formación, que abandonó a la capitulante izquierda carrillista para votar la socaldemocracia del PSOE, ha menguado, integrando parte de ella los ámbitos de la precariedad, la ruina, e inevitable desesperación. Fue responsable, junto a la derecha y la izquierda parlamentaria, de prolongar la dependencia, pese a modernizar ciertos ámbitos, contrayendo empréstitos que hoy deben pagarse perentoriamente por imperativo alemán, y de un paneuropeismo catastrófico, sujeto al dogal del Euro y fiscalidad impuesta desde el Bundesbank y Bruselas. Entonces, el país devaluaba ante las crisis cíclicas, hoy la sujeción al BCE lo torna imposible.

Estos candidatos, no hablo ya de los del infumable PP-socio prioritario en la presente ruina- nos venden humo. Poco se puede hacer desde autonomías y ayuntamientos sin un plan social amplio y centralizado, cuestionando parte de la deuda soberana.
No todos estos políticos son farsantes. Alguien como Ada Colau merece mi ponderación. Carmena, Carmona y Montero son gente honesta, aunque poco realista. Se dirigen a un público que paga tarifas de luz, agua, sanidad privada, teléfono movil , internet y etc. Pero todo eso pertenece a quien puede pagar tarifas que le garanticen cierta comodidad, y sobre todo información. Ergo, los líderes “progresistas”, no hablo ya del tramposo y falso demócrata Albert Rivera, se dirigen a ellos. A los demás, que los atienda Cáritas o Dios, desde el Cielo… poco antes de la vecina extremaunción.

miércoles, 20 de mayo de 2015

LA PODREDUMBRE


Creo que la democracia solo es posible en un país cohesionado, no en uno tribal. Y España es eso. Una tribu. El hecho de que ladrones y asesinos gobiernen tanto tiempo con absoluta impunidad, que Rajoy siga mandando como si tal cosa entre constantes desaciertos y corruptelas, que Aznar no esté en la cárcel y Esperanza Aguirre sea candidata con votos de la tierra que saqueó, procediendo con gran descaro y arrogancia, señalan una descomposición estructural casi absoluta, donde las tribus organizan su nuevo reparto de poder y sus chamanes desglosan objetivas fábulas kafkianas en vez de programas sociales. Escuchar de labios de Manuela Carmena que la abominable Aguirre, su gran calumniadora, es "una mujer inteligente", o que Alberto Garzón no sepa a quien votará el domingo, mientras Pablo iglesias cambia "Juego de Tronos" por "La Guerra de las Galaxias" y Albert Rivera emite señales de humo con tres ramas secas y una cerilla, ignorando deliberadamente que doce millones de españoles pasan hambre, frio, y grandes penalidades, es algo que no tiene perdón. Eso es corrupción pura y dura. Mi pesimismo no es abstracto. Establece la distancia entre lo que se debe hacer para acabar con todo este grotesco y su carga de miseria moral de una buena vez, y sus posibilidades concretas de realización. Muy escasas, como se verá tras las elecciones del domingo 24, condicionadas dramáticamente por la ausencia de una cultura política efectiva, alejada del Frente Social Republicano que ponga las cosas en su sitio, apostando por la vida y el progreso, alejándonos para siempre de toda esta podredumbre.

viernes, 15 de mayo de 2015

LA HORA DE LAS URNAS


Las cadenas y los medios en España señalan al 15M del 2011 como favorecedor de un cambio político que transformó el mapa patrio mediante la fórmula electoral. Si el socialismo de Zapatero traicionaba su programa reformista, debía votarse a sus tradicionales enemigos. De momento fue así, por esa razón el PP obtuvo once millones de votos que, frustrando esperanzas de al menos la mitad de los sufragantes, nos devolvieron al franquismo en su versión más inédita.Una pesadilla de cuatro largos años de horror para trece millones de españoles, víctimas de importantes recortes sociales y salariales, vigentes e impunes hasta hoy, para quienes consiguen empleo por horas o días, o se ajusten el cinturón hasta que el cuerpo aguante. 

Según estimaciones serias, 100.000 almas despidieron su cuerpo de la vida por falta de alimento y atención. Las crecientes franjas de pobreza alcanzaron a los sectores sociales más débiles, los niños y ancianos, extendiéndose como la peste a los jóvenes, parados de larga duración que agotaban la prestación, y cantidad de familias desahuciadas incapaces, no ya de pagar su hipoteca, sino los servicios de gas, agua y electricidad. Hoy, es España y no Grecia la tierra menos equitativa del continente europeo, con jóvenes que emigran a espuertas y familias enteras que comen de la caridad o los contenedores de basura, durmiendo bajo puentes, sobre aceras y cajeros automáticos. 
Lo que no habían calculado aquellos manifestantes en las vibrantes y pacíficas jornadas de protesta en el centro de Madrid, era que, tanto el capitulante Zapatero como el infumable Mariano Rajoy, obedecerían sin vacilar a la Europa Alemana y su diktat fiscal, centrado en que los deudores europeos del sur saldaran perentoriamente las deudas contraídas durante la burbuja inmobiliaria, y antes de eso, para con los bancos y entidades financieras. Ello significaba nuevos impuestos y recortes, reforzando el sistema bancario local y su rama pública, deprimiendo los salarios. El hambre y la caridad comenzaron su expansión, mientras una drástica Reforma Laboral deprimía los salarios, eliminando conquistas ganadas durante décadas en Educación y Sanidad. El cepo del euro y la égida del Banco Central Europeo impedían una devaluación, forzando el despojo alevoso de derechos democráticos y la estafa continuada para con miles de jubilados mediante las llamadas "Preferentes". En paralelo, saltaban como langostas los casos de corrupción y enriquecimiento venal de políticos y empresarios en Madrid, Valencia, Andalucía y Catalunya, afectando a barones del PP, y en menor medida del PSOE y CiU mientras el caso Bárcenas encendía para el partido de gobierno una vasta hoguera de saqueos perpetrados con dinero público y el dadivoso auxilio prestado por empresarios cómplices, beneficiarios a dedo de obras públicas. En todo ese curso, perverso y genocida a la postre, operado hasta hoy,con aquiescencia de Rajoy y sus cómplices, las mareas de protesta en varias áreas no se detuvieron. 
La irrupción de Podemos reclamando la herencia del 15M se saldó en las europeas con la elección de cinco diputados, causando la alarma del gobierno, el Estado Monárquico y su corrupto Jefe. Sin embargo, y pese a los cambios producidos en ciertas cúpulas oficiales y partidarias, no ha cesado la apuesta electoral en el terreno político. "Podemos" y su líder, profesor universitario surgido de tertulias televisivas, cambió su discurso de combate inicial, por otro centrista y de voto pacífico. 
Por diversas y complejas razones, muchos españoles se aferran a la creencia de que el país es una democracia, cuando en realidad, muchos integrantes de los tres poderes son corruptos, obedientes a los factores de poder, y venales.Los más valientes y osados, son apartados, incluso, de la judicatura, mediando trucos pseudolegales. El monopolio histórico de los medios de prensa y los pasados años de frágil y desmemoriada prosperidad, han calado hondo en la conciencia de la sociedad civil, generando esta ficción democrática, junto al falso orgullo de pertenecer a una Europa que, pese al mismo, cada día se divide más entre ricos y pobres. Cuadro que en Grecia Portugal y sobre todo en la España actual, asume contornos especialmente dramáticos. Entre tanto,en el panorama patrio se advierte la ausencia de una izquierda social potente, que conquiste a la clase media por su audacia programática y el vigor de líderes inexistentes, que el 15M no produjo, conquistando formas políticas de organización que, sin prescindir del voto, no renuncien a desarrollar movilizaciones masivas y contundentes. 
Palpar la realidad española, establece reconocer la pesadilla de este miserable cuatrienio como el triunfo de un enemigo de clase que no teme revueltas populares, y que, por contra, nutridos de grotescos personajes parafascistas, envueltos mayoritariamente en graves escándalos económicos y financieros, hubiese caído hace tiempo existiendo una real contestación. 
En las elecciones vecinas, y las legislativas de final de año, se producirán ciertos cambios. "Podemos" y "Ciudadanos", cuentan por ejemplo, con muchos arribistas de izquierda y derechas, dispuestos a reemplazar a la vieja guardia del arco político, corrompida y desacreditada. Serán los nuevos maquilladores de un añejo sistema, rugoso y putrefacto. Pero van a integrarse al mismo, como anuncia el giro al centro de Iglesias y su troupe, junto a la demagogia oligofrénica del poco democrático Rivera, heredando el fardo programático del PP y el Ibex 35. 
Sobre Alberto Garzón e Izquierda Unida, formación en crisis de la que "Podemos" no es responsable, y sí en cambio su vieja estrategia parlamentaria, fraguada en los inicios de la llamada "transición", el futuro inmediato pinta tan oscuro como el destino continental. Únicamente si "Syriza abandona el dogal de la Eurozona y se une a los Brics, se abrirá en nuetro país otra etapa, más promisoria aunque de combate constante. Derrotar al neoliberalismo no es moco de pavo. Aunque con voluntad política y programa, puede hacerse. Aunque de momento nadie esté convencido de que ello sea posible.

DE CENSORES Y CHORIZOS


Arriba, Iglesias y Monedero, dos censores con un colegui. Abajo, "El ruso" Ekaizer, reciente saqueado por otro ladrón.

Por Las Mañanas de Cuatro desfilan dos censores. Pablo Iglesias y Diego Cañamero, de ellos se trata, merecieron mi confianza en diferentes circunstancias. El primero, cuando su lenguaje y propuestas eran rupturistas e innovadoras. Una de las consecuencias de su cambio hacia el centro, fue censurarme en Twitter. En Cañamero ponderé el combate sindical y social, acompañándole como amigo de Muro, hasta que censuró un artículo mío, gentilmente girado. Estas actitudes despóticas en gente caracterizada como "progresista" no me sorprenden. La intemperancia y cortedad mora a sus anchas en muchas cabezas sin distinción ideológica. La censura a un escritor que no ofende la inteligencia ni el combate social por la justicia y la equidad desvela totalitarismo.Si estos dos pájaros gobernasen, alguien como yo sería vetado en los espacios públicos. En otro orden, conectado a mis quehaceres, a Ernesto Ekaizer le robaron el móvil en una avenida madrileña desde una poderosa moto rasante. También él gusano me robó el término "Estado de Deshecho", aplicado a la España actual, basándose en que soy mucho menos conocido que él, a punto de terminar un nuevo libro-tan mal escrito como los anteriores que acreditó- sobre Luís Bárcenas. Cuando se sindica el monopolio casi absoluto del PP y Rajoy, como sede y jefe de una banda parda de chorizos, se olvida a otros de menor rango, que quizá no censuran ni roban en mayor medida, porque aún no pueden.




jueves, 14 de mayo de 2015

LOS FALSOS PROFETAS

      El falso profeta Juan Carlos Monedero: Existo, y pienso a veces.


A la baja, "Podemos" se ha transformado en una monarquía absoluta más, dentro del panorama político hispano, de tradición caudillista. Ya he comentado en varios artículos que a Iglesias y sus cófrades de la Complutense les quedaba grande el liderazgo social que pretendían. El arribismo demagógico de quien no siente lo que dice, instrumentándolo a paladar para consumar su ambición, alcanza a toda la plana mayor de la arcaica corte pablista. Monedero figuraba en ella como número dos, hasta que las concesiones del jefe le fueron alejando de sus propias perspectivas, no muy diferentes, aunque él intente demostrar vanamente que lo eran. 

El mal de origen que afecta al elenco más o menos estable, radica en que son intelectuales de cátedra, acostumbrados a la función sacerdotal de impartir defectuosas lecciones sobre la historia y sus sociedades, a alumnos sujetos al "aprobado". El pesado fardo del franquismo, trasladado a la "Transición", fue, por parte de los políticos alumbrados o reconvertidos por el sistema, una reiteración del "ordeno y mando", reorganizado por votos poco cualificados. Recién a esa altura del siglo XXI, y merced a la crisis económica y social, todo ello empieza a cuestionarse, lesionando la hegemonía de los dos grandes partidos que, gracias al voto aborregado controlaron la sociedad hasta ayer. 
En medio de ese pandemonio y en su reportaje más reciente, Monedero compara las tertulias que auparon a Iglesias en la TV local,con el tren blindado que el Kaiser facilitó el retorno a Rusia de Lenin y la posterior Revolución de Octubre. La comparación no puede ser más absurda, aunque refleje delirios comunes con sus antiguos colegas de cátedra, pálidos epígonos, aquejados de un narcisismo a la postre ruinoso. Por otra parte, él mismo anticipa la ruina del invento. Ha sido incapaz de pelear por dejaciones palpables en declaraciones y cambios de programa constantes dentro de su ex formación.Lo mismo sucede con otros prominentes miembros actuales, como los ex disidentes Pablo Echenique, o Teresa Rodriguez, actualmente sumisos ante esos tocomochos. La posibilidad de alcanzar ciertas cuotas de poder en gobernaciones y alcaldías, o las Cortes calienta muchas cabezas. Por más que retroceda "Podemos" en las encuestas, de aquí a las generales algo pescarán. La responsabilidad de la izquierda parlamentaria ante la emergencia de los profesores centristas es clara. Han partido de la base que esta monarquía constitucional es democrática, con algunos defectos de forma. De manera condigna,favorecieron el bipartidismo como furgón de cola del PSOE durante muchas décadas. Los vientos renovadores de la formación no alcanzaron a borrar las huellas formativas del carrilismo estalinista, agente hispano de la colaboración con los oligarcas locales y el Estado monárquico. Aún hoy, el señor García Montero, candidato por Madrid, pretende "ensanchar la democracia", cuando es necesario reemplazar este penoso remedo fundando la verdadera, solo posible mediante la República Social. 
Monedero, frecuente ratero de cabezas mejor amuebladas, no plantea nada de esto ni recupera las antiguas declaraciones justicieras del ex camarada sobre Europa, la presente tiranía alemana y una deuda parcialmente ilegítima que crece tan imparable como imposible de honrar. Todos ellos se enredan con las retorcidas tesis del fallecido Ernesto Laclau (discípulo de Lacan), citando fragmentos de Antonio Gramsci para legitimarse. No es que hayan perdido el rumbo. En ellos fue siempre instrumental, descarnado, y más bien centrista, reflejando vocaciones propias de una clase media menguante, a la que buscan conquistar, negando incluso la existencia de la derecha y la izquierda en términos históricos y locales. Pretendiendo el retorno imposible a 1982 y el triunfo en ciernes de Felipe González, antecedente histórico de Pablo Iglesias.
El destino de los líderes de ocasión en este juego miserable de captura del voto, es la frágil permanencia. Pasa lo mismo en el campo de la derecha parda, con el siniestro Albert Rivera y "Ciudadanos". La circunstancia local favorece estos temblores de tierra y sus grietas. Es un camino inevitable en un país arruinado, sin una avanzada cultura general, especialmente pobre en el flanco político, que da lugar a élites siempre dependientes del pasado.

miércoles, 13 de mayo de 2015

LAS HUELLAS DACTILARES DEL ESCRITOR



           Horacio Quiroga arriba, Gustavo Martínez Zuviría muy abajo

Al escritor lo delata su pluma en todos los casos, desde los términos que emplea urdiendo renglones, y en ellos mismos. Leyéndoles detectamos su sinceridad o lo opuesto. El brillo de joyas falsas o verdaderas se exponen en cada escaparate temático. Como en todo, las palabras también sirven para disfrazar con habilidad aquello que la conciencia oculta cuando se es cómplice de mentiras y engaños. Sin embargo, en ciertas ocasiones el talento y el oficio de un Mario Vargas Llosa opera con relativo éxito, ensamblando virtud literaria con estafas continuadas. El listado de meros propagandistas de estilos de vida sumisos o vacilantes es tan largo y retorcido como el devenir literario, una vez divulgado el uso de la imprenta. Estos especímenes fueron siempre mayoría a lo largo de los siglos. Y si no sepultamos del todo algunos, es por que figuran como ejemplos de lo que no debe repetirse, asociándolos a su propia condición, moral y espiritual. A ellos, y los lectores de su tiempo. Viene al caso el argentino Gustavo Martínez Zuviría, quien, bajo el pseudónimo de Hugo Wast, arrasaba en las librerías criollas de los treinta y cuarenta, mientras Horacio Quiroga o Borges malvivían de la escritura. Zuviría era racista y pro Eje, odiaba desde los judíos hasta los proletarios, y dirigió muchos años la Biblioteca Nacional (incluso con Perón). Hoy casi nadie lo recuerda, salvo de momento quien escribe estas líneas, mientras los que malvivieron en su tiempo sobreviven en la memoria de lingüistas, criticos literarios e historiadores. Se me dirá que Leopoldo Lugones también era reaccionario, igual que Borges y el primer Cortázar, pero literariamente, los tres últimos brillaron como pocos, pese a que sus respectivas aversiones, muy visibles en el toque pesimista tan cercano al nihilismo de lo que fue una élite nacional en épocas distributivas, maten parte del encanto cuando les leemos. En cambio, Hugo Wast carece del más elemental. Quizá fue popular porque era más sencillo leerle. En ese factor pasajero, es donde, justamente, afincan los mediocres que nada aportan a las letras, su gloria temporal.

LA FRÍVOLA IMPUNIDAD



Desde el pacífico viaje en bicicleta por las avenidas madrileñas, bien protegidos por fieles escoltas, observamos la enorme frivolidad de Rajoy y sus paseantes. Con la mayor crueldad y sadismo perpetraron desde el gobierno, las comunidades y el ámbito congresual, el mayor atentado contra el equilibrio social y los derechos humanos en España, sin pedalear, y con el mazo dando de la mayoría absoluta. En cualquier territorio donde imperase el Estado de Derecho y la plena conciencia cívica, este señor y sus cómplices, hoy impunes, serían juzgados por saqueo continuado de los dineros públicos y traición a la patria. En el nuestro, aún se les vota. Qué vergüenza ofendiendo la razón!

martes, 12 de mayo de 2015

LA PRESUNCIÓN DE INOCENCIA,VIEJA TAPADERA DE LOS CORRUPTOS.

                           Rato y Blesa, un par de conocidos delincuentes, libres como los pájaros
Apesta el uso y abuso de la "presunción de inocencia", que ensombrece sobradamente en política ciertos comportamientos delictivos que son de dominio público. Es un argumento plausible y defensivo al que demasiado a menudo echan mano los destructores de la moral ciudadana y la ética, ya muy deteriorada los últimos tres años en España. El daño causado por cualquier delincuente que aún ejerce cargos públicos sin ser siquiera juzgado ni apartado de sus funciones, da piedra libre para que pocos crean en la justicia. En buen romance, es un llamado selvático a delinquir desde cualquier estrato social, grabando a fuego el axioma de que las leyes son papel mojado ante quien dispone de poder, dinero e influencias. La estrecha complicidad, mayoritaria en los tres poderes, no solo hunde la credibilidad de un país. También alimenta la sospecha de que cualquiera puede robar a espuertas asociado a una red política o social de corrupción, y saqueo del patrimonio común, librándose del condigno castigo Las constantes amenazas de juicio a periodistas valientes y muchos denunciantes, cuando algunos miserables se querellan contra ellos, es otra perversa maniobra destinada a sellar muchas bocas, a tenor de las nuevas tarifas judiciales sancionadas por ex el ministro Ruiz Gallardón. Las tramas de la corrupción llegan muy lejos, sin que este cáncer revierta sus metástasis. El propósito de judicializar la política en términos periodisticos conecta con la Ley Mordaza y otras miserias gubernamentales, propias del franquismo.

lunes, 11 de mayo de 2015

EL MIEDO...

 No es el único fantasma activo en los malos sueños españoles


Me decía ayer mi mujer, que antes de conocernos había pisado España durante dos viajes académicos en los años 90, percibiendo a la legua durante el año y medio de convivencia posterior en el barcelonés: "Los españoles tienen miedo". Cuesta entenderlo, porque la alianza objetiva de sus políticos del centro y la derecha han destrozado cantidad de beneficios sociales, entre ellos los más elementales. Y ahora continuarán apoyando a los peores, sin temor a caer más bajo". Prosigue María Aparecida: "La Unión Europea les caló hondo, y eso agrava la huella del franquismo, por todo lo que se sigue perdiendo, a tenor de la Europa Alemana que imponen Berlín y Bruselas. Muchos españoles no lo terminan de ver, y viven del pasado inmediato, imaginando que las reformas son correctas, por fuerza mayor, para recuperar lo perdido en estos años. El orgullo europeísta de una población envejecida y poco cultivada pesa más en la balanza. Por desgracia, eso es así. Y en el fondo, lo comparten hasta "Podemos" junto a otros sectores de la izquierda que, en realidad vienen a ocupar un espacio de centro. Olvidan, claro a los trece millones de pobres y carenciados, junto a un paro brutal."

Doy fe de que todo ello es cierto, y sumo mi experiencia desde el 82 hasta el 2013, residiendo en un territorio donde el trato social era civilizado, aunque también la débil politización, unida a un gran peso del bipartidismo, de voto poco cualificado, el decisivo de los bancos, y una absoluta desmemoria histórica. El miedo soterrado a confrontaciones civiles primaba por sobre cualquier otro factor. En Catalunya, mi tierra de origen, el nacionalismo conservador era, además de un negocio favorecido por la dominación oligárquica local, a través de la lengua diferencial, y a la machacona propaganda, una válvula de escape anti españolista, al identificar, no en balde, el nacionalismo español con el franquismo. Lo mismo sucedía en el País Vasco, con el agravante del terrorismo etarra. Lo que fallaba, y permanece aún lastrando el futuro patrio, es la frágil conciencia social y política de un mapa donde las nacionalidades no han conseguido articularse, como por ejemplo en Francia, por efecto de una disputa interburguesa que se prolonga, impidiendo una integración global. La crisis actual, que ya dura siete largos y dolorosos años, llegó para quedarse mucho más tiempo, a menos que se adopte un programa económico y social centrado en la equidad, la justicia y el pleno Estado de Derecho. No éste mismo, tramposo y venal, donde los tres poderes del Estado Monárquico heredado del franquismo, conspiran en sentido opuesto. Y no parece que el conjunto de la sociedad, al menos en lo inmediato, recoja el guante del desafío por un necesario cambio de modelo, republicano social y federal. El miedo la paraliza, de arriba abajo. No es el único territorio europeo donde el temor a romper las cadenas ennegrece el horizonte. Aunque por ahora, junto a Grecia, somos los más perjudicados al no atrevernos a enfrentar lo que el destino y la fatalidad geográfica nos deparan.

domingo, 10 de mayo de 2015

LA DE CÁDIZ. OTRA FERIA, TAN NEGRA COMO LAS RESTANTES




En Cádiz dedicaron su Feria del Libro número treinta a la novela negra editada en papel. Hay autores muy estimables del género que publican en Kindle Amazon y otras editoras virtuales sin soporte editorial alguno, salvo aquellos que lo hacen por partida doble. La basura y la ausencia total de calidad está en todas partes. Pero a la cierta decadencia del libro impreso se corresponde "mucha mierda" editada, como una vez me refirió la difunta Ana María Moix, que se había puesto a editar antes de conocernos, autores exquisitos y fracasó en el intento, por esa razón, ya muy enferma y tal vez de asco, "mi calidad", según sus palabras, "le llegaba tarde". Muchos editores de papel impreso, permanecen ciegos ante el talento literario. Bastan unos pocos renglones para descubrirlo, pero para ello deben identificar ese factor, crucial para la cultura y el arte del buen manejo del abecedario,en base al que gastan ellos en cierta proporción, generalmente inexistente o poco efectivo para sus negocios a la hora de imprimirte. La mediocridad pasmosa es un mal que aqueja a la inmensa mayoría de los editores y autores hispanoamericanos, y a la debacle no escapa la novela negra. No hablaré de los agentes literarios, meros sirvientes de lo que resuelven el Grupo Planeta y otros vendedores de pasta impresa. Para eso recomiendo que lean el miserable y estúpido blog del censor y neoliberal Guillermo Schavelzon. Él, número uno en negocios sucios distribuyendo premios compartidos con su bolsillo, entre las casas editoras y algunos de sus autores (como demostró con pelos y señales el caso Piglia en Argentina), compendia la ideología y los métodos que emplean estos representantes de un negocio veloz y embrutecedor. Lo mismo sucede con el periodismo de opinión, pero en Cádiz organizaron la parida con la Novela Negra. Yo acumulo unas cuantas, de mucha calidad, siempre referidas a momentos históricos. Alguien me dijo en Buenos Aires que, incluso mis biografías sobre Hollywood y Perón eran novelas negras desde una narrativa contrastante, y violenta por momentos. Es difícil definir, cuando novelas la historia de alguien, siendo tu prosa dramática, si haces o no novela negra. "Macbeth " o "Hamlet" lo son, en el fondo y la forma, aunque se defina el género desde sus contornos de cierta modernidad urbana, a partir de las piezas clásicas de Hammett y Chandler. Francamente, creo que el factor "noir" de un libro que se atribuye al modelo fundacional urbano, reside en la forma inteligente de contar debilidades humanas, no tanto en la sangre que salpique sus páginas. Torpeza más emparentada con la esencia "gore". 
Vuelvo a la ausencia del texto virtual en la mayoría de eventos sobre este género literario, afirmando que el de Cádiz es un negocio de exclusivo beneficio para los editores. Esto incluye a casas grandes, medianas y pequeñas, en vista del auge temático del ítem. Los demás escritores somos destinados al planeta de la invisibilidad. No es grato ni cómodo que te lean pocos. Tampoco es justo en términos de calidad, al no ser todos los lectores el colmo de la imbecilidad. 
Pero si repasas los fracasos de muchos ofertantes de manuscritos que luego pasaron a la Historia, mientras otros, aceptados de entrada, se desvanecían en la memoria de su siglo, adviertes que el recurso virtual tiene futuro, al menos testimonial en el presente, aunque por ahora sea el complemento del papel que hoy se almacena, con mucha pena y escasa gloria entre los anaqueles y los ácaros, desde librerías y bibliotecas, públicas o privadas, sin que nadie los abra en muchos casos.

sábado, 9 de mayo de 2015

LAS NUEVAS FORMAS DE CARIDAD EN ESPAÑA


La caridad comprende una serie de procedimientos, varios de urgente necesidad, muchos de ellos tramposos.La reforma laboral en España, autoriza por ejemplo, el trabajo por horas o pocos días, a cambio de pagas irrisorias. No siendo exactamente caridad, esta modalidad se le parece bastante. Sus beneficiarios dudosos podrán comer engañando el estómago, y hasta pagar alguna pequeña factura de servicios básicos, sin abandonar la pobreza. Los partidos en liza el 25-5, no lo explicitan, pero dependen de los números de hacienda y el ministro Montoro, cuya mayor obsesión, coincidente con la del gobierno del que depende, radica en cumplir menesterosamente con el margen de déficit prometido a Bruselas, mientras ganan dinero los bancos, él mismo y sus amigos de bolsillo. Con la mayoría de gobernaciones y ayuntamientos en números rojos no parecen posibles las reformas que, por todo lo alto, anuncian los candidatos por las comunidades desde su propaganda electoral. Creo, por lo tanto, que Caritas y los comedores públicos tienen para rato auxiliando familias pobres, sin empleo, o semidesempleados sus integrantes, por labores sujetas, en la práctica, a la virtual mendicidad, y con antiguos derechos perdidos, que han vuelto a los patronos amos y señores feudales, a quienes los precarizados trabajadores de su industria o campo, deben besar el trasero, por un contrato con despido libre garantizado.

EL ESPÍRITU DE CARITAS COMO PALIATIVO ELECTORAL


Rafa Poch de Feliú habla de recuperar la dignidad, política y social, perdida en España durante los últimos años. Nada más cierto. La fractura, de la que los dos grandes partidos de poder causaron, por pasiva y activa, nos convierte en los chambelanes sureños de Alemania y su rapto de Europa, además de sembrar millones de pobres e indigentes en el propio mapa, secundando, por ende, las andanzas de Merkel & asociados contra el pueblo heleno como fieles vasallos.
En particular, no creo que los votos transformen de bote pronto, una sociedad de élites indignas y corruptas, en otra menos desastrosa. Pero al menos, influenciarán en ciertas perspectivas de redención, cambiando algunas cosas para mejor, sin cortar de cuajo el verdadero nudo gordiano de esta tragedia, nacional y continental, que nos ata al pronto pago de una deuda e intereses parcialmente ilegítimos,en detrimento del bienestar social, sosteniendo una gravosa moneda asimétrica. 
Los candidatos a las parciales del 25 soslayan esta esencial pieza de cambio. Sabemos de sobra que la relación política de fuerzas en el Parlamento Europeo, bien desarrollada por Poch de Feliú, responde a los intereses alemanes, y que, desde el paneuropeísmo nada puede hacerse para encarrilar la economía hacia el progreso, y una equidad social que lo refuerce. 
Si Grecia no lo abandona rompiendo el dogal, tampoco lo conseguirá. De hacerlo sin embargo, esta Unión Europea, de amos y vasallos, no se resentiría en la proporción de un país como el nuestro, plantándose ante Bruselas y Berlín, auditando la deuda externa y saliendo del euro.
Sabemos a ciencia cierta, que la burguesía española es incapaz de hacerlo. Prefiere los negocios a corto plazo y mayor endeudamiento exterior para financiar sus tropelías, mientras refuerza a las empresas del IBEX 35 y sus grandes bancos, sangrando a los asalariados desde diversos flancos.Los relativos beneficios de modernización económica y de partidas compensatorias, conseguidos, ingresando a ese club de tramposos y fulleros, hallaron un brutal contrapeso en la desnacionalización de empresas de servicios públicos que hoy ingresan beneficios en paraísos fiscales, junto a la destrucción industrial y la de una agricultura amparada por el sol y la benignidad cliamática, aunque inexportable, sujeta después a eurocuotas de producción especialmente dañinas. 
Quedó en pie el turismo, es verdad, aunque sin posibilidad de desarrollar estructuras más avanzadas, que dependen del aporte tecnológico de otros sectores productivos, muy debilitados, o prácticamente inexistentes.
Los partidos políticos actuales reflejan estas múltiples carencias, propias de un país globalmente atrasado. Son herencia, directa o indirecta del franquismo y su secuela "democrática". 
La Historia señala un camino jamás desandado, de subordinación a grandes potencias, a partir de 1939. Ya antes, Alemania pisó fuerte en España desde la alianza de Hitler, mediando la campaña sediciosa y criminal del general Franco. Luego, tras el interregno de los yanquis sosteniéndole contracorriente en la posguerra, la oligarquía del régimen recibió el apoyo de la Ex República Federal para ingresar en la UE, y su ala izquierda, el de la socialdemocracia teutona, empleando la preceptividad y en metálico, para desarrollar un partido nuevo, con pocas conexiones con el del pasado guerracivilista. Todo ello bendecido por Washington y su estrategia anticomunista. Por esa razón, entre otras peores aún, Felipe González continúa trabajando en favor de sus queridos padrinos continentales, en tanto que Rajoy, admirador de Franco, y antes Jordi Pujol, formado culturalmente en un colegio alemán, han sintonizado con Alemania, admirando un desarrollo de potencia, tan favorable a sus intereses.

Un repaso a los candidatos, de derecha a izquierda, salvando ciertos arrestos de Izquierda Unida, nos prometen más de lo mismo. Vuelvo a reiterar, sin plantarse ante la UE como deudores rebeldes de su "diktat" no habrá recuperación económica y social posible. Solo ampliar el paliativo a la mendicidad y el extrañamiento mediante una política de Estado, que imite el espíritu de Caritas. La cita del señor Montoro no era casual. Brota de una intención que supera a cualquier banda de buitres, permanentes u ocasionales..

viernes, 8 de mayo de 2015

EL PARTO DE LOS MONTES

 Rivera y sus dos descerebrados economistas de cabecera

El sistema se defiende promoviendo a "Ciudadanos". Sin embargo, esa reproducción asistida es de uso descartable. Sirve para reforzar indirectamente al PP a través de pactos, componendas y chanchullos con una formación virtualmente incinerada, aunque conserve un núcleo duro de votantes y la absoluta confianza del régimen, validada desde Bruselas y Berlín. Lo último no es poco. Tampoco los resultados sociales que demandó, partiendo en dos un territorio homogeneizado, al dividirlo entre ricos, y pobres de verdad. La elíptica maniobra podrá a prueba el invento y sus teóricos votantes en las gobernaciones y alcaldías. Pero la contaminación amenaza de entrada las huestes neoliberales de Rivera, un oportunista escasamente democrático, de tropa rejuntada en los peores antros del mercado político, tal como van reflejando los presurosos fichajes en todo el mapa patrio. La continuidad del modelo se vería garantizada si los votantes dicen "yes". La volatilidad de las encuestas, por más que ralenticen los malos resultados de la pandilla salvaje que gobierna este país, no solo puede afectar a "Podemos". Los méritos de la marca blanca de la derecha española ya empiezan a oscurecerse, desvelando homofobia, falta de escrúpulos sociales y otros vicios de origen que la vuelven más frágil de lo que nos revelan las pesquisas. En Catalunya carecen de futuro, así como en otras autonomías (Galicia y el País vasco, por ejemplo) en este Estado, que es plurinacional, aunque algunos se empecinen en negarlo. Parir en los montes desde un vendaval no garantiza la vida de cualquier recién nacido.

jueves, 7 de mayo de 2015

EL BIPARTIDISMO Y SUS NUEVOS SIRVIENTES


La Historia avanza en medio de flujos y reflujos. Son tiras y aflojas cíclicos, sin recurrir al escepticismo espengleriano. Cuando surgieron los profesores adjuntos de la Complutense comandados por Pablo Iglesias, esgrimiendo un discurso innovador, "Podemos" me conmovió más que sus resultados electorales en las Europeas. El discurso del ex tertuliano contenía propuestas avanzadas. En mi blog está todo eso y, en su momento, semejaban él y ellos heredar el 15M y las mareas de protesta, si bien también destaqué en su momento el potente ego del individuo, asunto frecuente en los líderes políticos y personajes famosos, una especialidad que explicito con datos concretos en mis biografías sobre el tema. Por desgracia, el impulso de aquellas movilizaciones fue remitiendo y, con el fenómeno, al que debemos sumar el siempre amenazante fuego graneado de la oligarquía española, con sus medios y políticos asociados, venció las resistencias del círculo áulico de Iglesias y su colegas, intelectuales sin tradición política que conocen la epidermis de la Historia, no su verdadera entraña. El curso posterior de los acontecimientos les conduce a una seria merma de popularidad, causada en parte por el factor antedicho. La presión de clase y las tradiciones, muy conservadoras en un país de rebeliones democráticas vencidas por el fascismo activo y la dejación de los restantes países europeos-en especial Gran Bretaña y Francia, temerosas del comunismo- terminaron aislando la Península Ibérica, imponiendo, en el drama español, primero la validación de Franco, luego la de sus sucesores, levemente democráticos, bajo el imperio forzoso de la desmemoria. El país sobrevivió a medias, en medio de mentiras y simulaciones de cambio constantes, ocultando la dependencia. En total, entre el franquismo y la nueva monarquía del dictador heredada, transcurrieron casi ochenta años, durante los que se formaron nuevas camadas de líderes políticos adaptadas a las viejas o semi nuevas reglas de juego. La levedad de "Podemos", y su ausencia de corte radical con el pasado reemplazando el discurso inicial, rebelde contra la sujeción a Berlín y Bruselas, los condena a la extinción, a corto o mediano plazo. Entre los errores de los inicios, cuenta además, el no haber propendido a la edificación de un Frente Social Republicano y de izquierdas. Obraron en forma arrogante con Izquierda Unida,para luego declararse sin ideología. Ahora,con el giro al centro, serán una franquicia del PSOE, muy necesaria para la nueva estafa socialista que se prepara en España. Parece lógico lo de "Ciudadanos" en correlación con el PP. Ante el desprestigio que les resta votos en el circo electoral, las franjas pequeño burguesas de las otrora grandes fuerzas políticas, asumen la declinación del bipartidismo en estado puro,ganada a pulso por sus fracasos, brindándoles futuros pactos que garanticen la continuidad global del sistema conservador. De eso se trata, no de un simple "Juego de Tronos", según el estúpido reduccionismo del señor Pablo Iglesias Turrión y su alicaída partida de caza.

CARNE DE HORCA



La encuesta del CIS, de resultados que favorecen el pulso inmovilista hispano, se realizó antes de que estallara el Caso Rato. No obstante, señala una característica que permanece inamovible:la sociedad española, como la mayor parte de la europea, es fuertemente conservadora. Esto explica el viraje capitulante de "Podemos", una superestructura política sujeta a la económica y social, con su retorno imposible al zapaterismo, y la penosa desunión de la izquierda. 
No es la nuestra una historia aislada de la deriva continental. El voto a Syriza en Grecia se produjo tras varios turnos de triunfo conservador. Casi en ruinas, hartos de la derecha tradicional, refrendada por el fracaso del reformista PASOK, y su quiebra absoluta, los sufragantes viraron, aunque los resultados prácticos del programa real no se vean con claridad, por la gravedad de la circunstancia que determina la presión del IV Reich y las grandes finanzas europeas. 
Si bien los destrozos sociales en España son monumentales, no alcanzan el listón social del conveniente hartazgo. La pesquisa del CIS así lo señala, por más manipulación habida en pesquisas, siempre favorables a quienes gobiernan. El PP cae, sin que Madrid y Valencia reaccionen repudiando a las horrendas candidatas del gobierno a las alcaldías respectivas. El ascenso de Ciudadanos fuera de Barcelona, donde excepcionalmente avanza Ada Colau, contra CIU y ERC, como fruto del hundimiento nacionalista luego del escándalo Pujol y los recortes de Mas,perpetrados con la complicidad de los independentistas, lleva a que Ciudadanos refuerce la marca blanca de la derecha en otras comunidades, como alternativa a un partido de gobierno corrupto e impopular, mientras el PSOE se reanima en términos generales, pese a sus contradicciones internas, favorecido por el auxilio de "Podemos", proyectando una insuficiente marca blanca del centrismo. El voto ciudadano de la clase media sobreviviente en la crisis, tan empobrecedora de estos años, se decanta por la tradición: otra manifestación de conservadurismo, basado en la ya vieja leyenda reformadora de los gobiernos socialistas. 
Mientras, gran parte del PIB se fugue por el desagüe del pago de la deuda y sus gravosos intereses a los bancos acreedores de Alemania y Francia, según prioridad constitucional convalidada por el PP y el PSOE, no habrá reformas sociales importantes y duraderas. La mayor parte de los votos en ciernes, convalidarán por fuerza mayor esta premisa destinando ínfimos presupuestos a la mendicidad disfrazada de reforma. 
Las razones de que bajen las tramposas cifras oficiales de paro, son los empleos precarios a tiempo parcial, favoreciendo la abrumadora inequidad social a espuertas, en un país con trece millones de pobres, parados y estafados, carentes de prestación y despojados de patrimonio y derechos democráticos, sin industrias o agro, ni proyecto alguno, como no sea el de la mano de obra barata favoreciendo el turismo. La resignación gana tramos en la sociedad, remisa a abandonar el paneuropísmo suicida. 
Por ello, ya nadie habla de revisar la deuda soberana, descartando la fraudulenta, ni de la República que fulmine al tramposo y cruel Estado Monárquico, salvo como propaganda histórica de imposible cumplimiento. Restaurar el otrora insuficiente Estado de Bienestar es la modesta quimera que ofrecen las izquierdas, incluida su ala socialista. En las presentes circunstancias, la economía, cuyo desarrollo siempre dependió de la financiación exterior, acentúa el raquitismo sin parar. Fue la soga del ahorcado al desplomarse la burbuja del ladrillo, y hoy aprieta el cogote patrio más que nunca, gracias a la UE, el Euro y las exigencias fiscales, nuevamente incumplidas, como es de rigor en un país rezagado, y lo que es peor, dependiente de que otros más desarrollados guíen su destino hacia el patíbulo, y con la cuerda cada día más ajustada al pescuezo.

martes, 5 de mayo de 2015

LOS CENSORES DE IZQUIERDAS

Iglesias, Cañamero y un adlater del primero, todos escasamente democráticos


Tweet

Denuncio al censor Diego Cañamero Valle, estalinista dafraudador de las tradiciones de lucha de los trabajadores españoles, digno de Norcorea


Los dirigentes de orígenes campesinos, como Diego Cañamero, tienen una formación cultural muy endeble. De ahí la brutalidad con la que proceden cuando algo que escribes o dices no les gusta. El concepto de democracia lo asimilan mal. También los Iglesias & compañía, por que, sin títulos universitarios o con ellos, la cultura modera el instinto, aunque solo cuando la razón y el conocimiento operan ajustándose a la verdad intelectual, validándola objetivamente. No es casual que ambos me hayan censurado, uno en su muro Face, el otro en twitter. Operan como la poco cultivada burguesía española. En realidad, son su ala plebeya de izquierdas.

EL REBAÑO


A veces repaso mis labores, en papel o Kindle. Me gustan todas, pero algunas de ellas me parecen fantásticas. Digo:"Caray, esto es realmente muy bueno. Una pena que lo lean tan pocos!". Sofreno cierto "que se jodan!", permutándolo por algunos fatalismos, resumidos en un mustio "la vida es así". Cierto. La mía y la de ellos. Tan distintas y distantes en materia de vivencias y gusto por aprender, disfrutando de aquello que vale la pena. La mayoría no lo saben, pero cuando resuelven abrir un libro les guían parámetros de consumo inducidos. Lo mismo acontece en política. Y así estamos. En Europa y más allá. También sucede a los rebaños de ovejas. En fin...