Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

martes, 28 de julio de 2015

UN PORVENIR INCIERTO


El racista Javier García Albiol es el candidato de Rajoy en Badalona. En el PP,organización corrupta de extrema derecha, la cultura e inteligencia son fenómenos desconocidos. De cerebros pedestres, ampliamente jibarizados, como el de García Albiol, sus miembros y comentaristas de pago semejan bestias del pantano, chapoteando entre el lodo y las heces. El drama español, radica en haber tolerado a esta gentuza criminal, sin escrúpulos personales ni sociales, hasta el fin de la legislatura. Hay pruebas sobradas de todo ello, y hondas huellas del genocidio social perpetrado. Pero la temulencia ciudadana conservó esta tolerancia infame con los saqueadores que destruyeron la cohesión del país, sembrándolo de bolsones de pobreza y precariedad, al tiempo que convertían el Estado de Derecho en su caricatura.

Cuánta capacidad autodestructiva son capaces de acumular quienes votan a este partido neofranquista, a Ciudadanos, o al PSOE, y cuáles son los falsos revolucionarios que cambian de idea en un estornudo? Los conocemos desde el 78. Hoy, los vendedores de humo parecen volver a la carga, repitiendo el ciclo. Hay, es cierto, esperanzas nacientes en algunos ayuntamientos, alcaldías y gobernaciones sobre un cambio de tornas,gracias a gente honesta. Lo preocupante, radica en la mayoría conservadora de este país, con su gran poder financiero y mediático. Las TV, las radios, y los periódicos en papel están en su poder, desinformando. La larga desmemoria impuesta por los vencedores del 39 y sus sucesores, ha quemado la tierra fértil de la cultura y las nuevas ideas, encerrando a España en el peor calabozo del pasado, echando la llave al mar.

domingo, 26 de julio de 2015

EN RESPUESTA AL EDITORIAL DE DAVID JIMENEZ SOBRE LA CORRUPCIÓN ESPAÑOLA EN "EL MUNDO"

No solo es rezago cultural el nuestro. El pleno desarrollo nos queda lejos. Somos un país de servicios. En la división internacional del trabajo ocupamos ese puesto. Nos hemos varado desde hace décadas en un bien inexportable: el clima. Luego, aguardamos visitantes que disfruten de un bien natural que, por cierto, nutre nuestras alforjas merced a una infraestructura que va perfeccionando el tiempo, más que una capacidad empresarial insuficiente. El clima brindó, en el pasado, cierta perspectiva agroindustrial que fulminó el ingreso a la CEE y sus cuotas de producción. La Historia reciente demuestra que crecimos endeudándonos, con poca industria de punta (salvando el automóvil) y sin desarrollar energías renovables que nos salven de la ominosa factura petrolera. En el campo político tampoco conseguimos líderes cultos de talento napoleónico, pese a estructurar la maqueta de un Estado moderno. El peso de cuarenta años de aislamiento y autarquía mantuvieron a la sociedad civil en una suerte de paraíso aldeano, paulatinamente civilizado aunque poco creativo, en el que la potestad funcionarial se reveló inconvenientemente despótica. En ese marco de atraso y arbitrariedad, signado por estamentos políticos fuertes y debilidad civil, de voto pasivo y obediencia, se cocinó la corrupción. La Ley del Suelo la alimentó hasta extremos demenciales, con gran endeudamiento y saqueos incluídos. Ahora, la Europa Alemana, imperio floreciente, nos pasa factura. En realidad, España es un país dependiente. Lo era con Franco y lo es hoy. Pese a constituirnos en cuarta potencia europea, nos hemos descohesionado como país en los últimos siete años. Ahora exhibimos trece millones de pobres o precarizados, cinco de parados, y gente durmiendo en las calles bajo los túneles de autopistas que arrojan pérdidas. La corrupción no llueve del cielo. Brota de esta tierra, fruto del caciquismo y de falsos salvadores de la patria que no hacen más que desangrarla a navajazos. Por cierto, se advierten claras diferencias conceptuales y de formación entre el actual director de "El mundo" y quienes le precedieron. El presente editorial lo demuestra una vez más. Eppur si muove.

sábado, 25 de julio de 2015

AGATHA CHRISTIE QUE ESTÁS EN LOS CIELOS


El drama de Pablo Iglesias es el de muchos intelectuales de cátedra.Piensan y hablan razonablemente bien, hasta el crucial instante que resuelven entrar en política. Desde entonces, creen adaptarse a sus teóricos votantes, despojándose de la teoría y el lenguaje propios, escogiendo aquello que consideran propio del vulgo, volviéndose "pragmáticos". Esto significa emplear las fórmulas más elementales a pie de calle, pretendiendo identificarse con chanzas y sainetes bufos que rinden votos. El OXI de los griegos, tan poco avenido con el falso envite de Tsipras y sus charlatanes, demostró que nada es lo que parece. Debiera constituir ese acontecer, un varapalo para quienes subestiman la protesta popular y sus grandes decisiones a la hora de una rotunda definición. Iglesias, el pequeño Errejón, el payaso Monedero, el rodante Echenique y toda la troupe, serían incapaces de convocar un referendo de importancia. Por demás, la lección aprehendida de los hermanos populistas helenos de izquierda, indica no atreverse a tanto, pero el próximo resultado en votos será como si lo hubieran convocado anticipadamente. 
A Albert Rivera, y "ciudadanos" adictos al transformismo desde la letal droga en vena, de las promesas que no van a cumplirse jamás, les ocurre otro tanto. Las encuestas señalan menos sufragios a favor de los que pretenden. Bajo el imperativo alemán de la obediencia fiscal y el pago de una deuda monstruosa, la izquierda y la derecha de España y Europa se estrechan en un simbiótico abrazo. Les encanta ser sodomizados. En apariencia, sería el fin de la Historia que anticipó Francis Fukuyama. Rajoy, un obediente de toda la vida, opina igual. No obstante, me atrevo a afirmar, que el fin de todos ellos será tan inexorable como el de los "Diez Indiecitos" de Agatha Christie.

viernes, 24 de julio de 2015

IDEAS

Las ideas circulan en mi cabeza como la multitud desplazándose febril por el casco céntrico de una gran ciudad, plena de murmullos, bocinazos, risas, voces tronantes, pitos y flautas. Cuál será el escenario de mi nueva novela y su corriente sanguínea? Aún no lo sé. Desconozco tema, longitud y protagonistas. Cuando finalizo una, me tomo mi tiempo escogiendo otra. Es una breve hora sabática, pues en verdad, desde pequeño no ceso de fantasear ni deducir. Hasta en sueños lo hago. Con frecuencia me digo:'"no eres pequeño ni tienes toda la vida, solo una fracción de tu Piel de Zapa". Con esa premura balzaciana exploro un nuevo texto que nadie, salvo yo, podrá incorporar a mis bibliotecas.Dónde están el drama, la comedia o la tragedia de los próximos renglones? Mi pulso se acelera. Eso indica que no tardaré mucho en saberlo. Dejé una serie inconclusa. Quizá "La Saga de la Esfera Brillante" esté más cercana que otras imaginerías, con su mundo arcaico y misterioso clamando justicia. Algo parecido a lo que pasa en este otro, pero con héroes que no se quiebran o traicionan, ni se posternan ante nada.

LOS EFECTOS DEL MIEDO



Grecia ha demostrado hasta qué extremo es imposible desarrollar una política de izquierdas que beneficie con migajas a la mayoría de los ciudadanos, sin romper con el cepo del Euro. Uno de los logros conseguidos por Alemania y los organismos financieros internacionales es éste. Luego, la suerte de "Podemos" y cualquier movimiento reformista europeo está echada. La virtual pulverización sindical y su aparato político no es un nuevo proceso, iniciado por la caída del comunismo real. La desaparición de la URSS y su economía, cerrada y dirigista, no pudo competir con el capitalismo tradicional. Luego,el mismo pasó a una fase superior de producción y distribución, a través del neoliberalismo y sus armas financieras. En Europa,la Alemania reunificada encabezó la nueva etapa, ya anunciada por Reagan en EEUU y Margaret Tatcher desde Gran Bretaña. Los países rezagados del continente habían avanzado durante décadas a los trompicones, mediante préstamos Alemanes y franceses. El ciclo llegó a su fin garantizado por una moneda asimétrica,diseñada en exclusivo beneficio de los países fuertes,y el control del BCE por el Estado más consolidado, imponiendo el pronto pago de las deudas contraídas en aquellos años, más sus draconianos intereses. Syriza, Tsipras y Varoufakis llegaron al límite posible del tira y afloja entre los deudores y acreedores sin escrúpulos, proclives al escarmiento. Ahora, tras el nuevo rescate, entre ellos y Samaras no hay diferencias. En España se prepara otra licuante rendición, asunto que ya van desvelando, por ahora con cuentagotas, Iglesias y Alberto Garzón, no ya digamos, el PSOE, hermano siamés algo centrista del PP. Formados durante décadas en la cultura paneuropea, los líderes actuales en España, muy poco ilustrados y nada independientes, resultan incapaces de imaginarse fuera de esta UE, desde Rajoy, un declarado sirviente de Merkel, hasta el aprendiz de brujo Iglesias es así. Ese Moloch fue una trampa financiera muy bien montada de impiadosa transferencia de recursos, embastada entre avaricia, coacción, atraso de los rezagados, prepotencia de los poderosos, chantajes varios y miedo social. Las recientes encuestas tras el batacazo de Syriza en Grecia,determinan que el porvenir continental pinte oscuro, aunque las cosas estén más claras...solo para algunos.

jueves, 23 de julio de 2015

TRISTES REALIDADES


La otra noche continuaba retocando el cuarto volumen de "Detective en Hollywood", desarrollado en la segunda mitad de 1941. El texto finaliza con el ingreso de los Estados Unidos en la Guerra Mundial tras el ataque a Pearl Harbor. Esa circunstancia coincide con el cierre del caso. Esta es la serie más larga redactada hasta hoy,y quizá la menos leída.
Hoy mismo escribí que leer se ha convertido en un don. Es una frase demoledora, deslizada como al pasar, que refleja una triste realidad. La gente echa mano de la famoso adagio: "Una imagen vale mil palabras", olvidando que hay palabras que valen mil imágenes. El cerebro humano las procesa a ambas, aunque no por igual. Cada sujeto acredita valores culturales diferentes ajustándose al consumo mediático. Los que están en boga potencian la imagen en primer plano. La letra escrita es, en cualquier caso, un mero soporte. A eso hemos llegado...

miércoles, 22 de julio de 2015

ESPAÑA AL DÍA

En un país desgarrado por la crisis y de mayoría conservadora, baja de cota la popularidad de los que prometen un cambio a los trompicones. Si bien menguan la confianza del PP y Rajoy, tiende a afianzarse el PSOE, con sus viejas taras, como alternativa de voto ciudadano. Sin duda alguna el capitulante fracaso de Syriza en Grecia, sumado a las inconsecuencias de Pablo Iglesias y la improvisación de “Podemos” como alternativa, restauran parcialmente el nefasto bipartidismo. Sin embargo, aunque la ruta centrista y paneuropea sea inevitable, las millones de víctimas y políticos de izquierda despuntan en gobernaciones y ayuntamientos reflejando, hasta dónde pueden- mediando acosos y amenazas de toda índole-, la ruta progresista. Destaca en esta escena el retroceso de la extrema derecha y sus perspectivas de continuar “saqueando España” (según el inconsciente de María Dolores Cospedal), improbable cometido sin mayoría absoluta ni dictadura parlamentaria, pese al respaldo amistoso de “Ciudadanos” y la derecha del PSOE. Los alcances de reformas sociales tras el derrumbe del PP son relativas y, aunque constituyan victorias parciales testimonian necesidades inexorables, señalando la distancia actual entre lo necesario y lo posible, dadas las circunstancias.