Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

jueves, 30 de junio de 2016

MEMECES

Iñigo Errejón ha mostrado su hilacha. No sólo se trata de facilitarle su dulce romanza con el PSOE pateándole el pequeño trasero (todo en él es precario e insignificante, menos su tendencia a capitular), habrá que terminar con las mezcolanzas teóricas y las improvisaciones de colmao, tanto en Podemos como en IU. De momento, carecen de autocrítica. Monedero come tierra en su blog y en presentaciones públicas, mientras Echenique canta amorosas loas al porvenir. No es el único que marea la perdiz. Uno de los deportes favoritos del señor Iglesias es cambiar de humor. Ora es comunista, ora socialdemócrata o lo que resuelva su poderoso ego. Opera como un sacerdote en el púlpito imaginario(frecuente deformación profesional en los catedráticos), sin asumir coherencia alguna.En cambio, guiados por el interés económico y los libretos de Bruselas, Berlín y el IBEX 35, sus rivales actúan esgrimiendo brutales contundencias. Saben lo que quieren preservar, a costa de lo que sea. Por desgracia, la estrategia práctica permanece ausente hasta nuevo aviso en la izquierda. No es así como abatirán a sus taimados rivales, convenciendo a muchos ciudadanos. En vez de entretenerse con "Juego de Tronos", debieran aprender del "Enrique V" shakespeareano, en cómo vencer al enemigo edificando un liderazgo.

miércoles, 29 de junio de 2016

LA SONRISA DEL VERDUGO

He criticado agachadas e incongruencias en el Frente de Izquierdas, pero por sobre todo, la falta de claridad y audacia. No han apuntado a la cabeza de esta UE, cuando la madre de todos los conflictos y las batallas hay que darla contra el enemigo mayor que hoy nos arruina en Europa. Grecia y su izquierda no se atrevieron, y nuestros candidatos, pese a sostener que esta nación no es Grecia, ofendiendo a los griegos, tampoco. Es notable el miedo a identificar al verdugo y sus agentes. Para acabar con ellos primero hay que identificarlos.Los franceses en cambio, batallan contra la UE y sus agentes locales, sin importarles el Brexit, los chantajes económicos ni otras amenazas. Iglesias, Garzón y el 15M están a años luz de ellos; también mis análisis. Los masivos votos al PP son una canallada social y política, igual que los del PSOE y C´s. Cuándo despertará nuestro pobre país del turbio sueño franquista, con su corona de latón, los políticos corruptos y una mendacidad equivalente a la acreditada por las peores repúblicas bananeras? Mientras tanto, el sonriente verdugo sigue afilando el hacha, para cortar más esperanzas...

martes, 28 de junio de 2016

DETALLES

insisto en detalles que ayer sostuve sobre el virtual fracaso electoral del Frente de Izquierdas, respecto de sus espectativas, alimentadas por encuestas no cumplimentadas. La catástrofe de Syriza fue asimilada por muchos votantes del mismo. Hoy el pueblo griego paga la gravosa factura de sus malos políticos. Podemos e IU no han condenado este comportamiento, aprovechado por la extrema derecha eurupeísta, al sostener que las rebeldías en Europa contra la maquinaria de la UE son más que imposibles. Los argumentos plañideros de Iglesias y cía,señalando el sabotaje y las puniciones brutales como represalias por parte del Cuarto Reich y sus aliados, no evitaron la amenaza cierta de la iliquidez y el corralito. Las lágrimas en política son las pruebas más palpabales del fracaso. A los asalariados griegos no les sirven, y a los españoles tampoco. La siembra del terror económico, propalada por los medios oficiales y su maquinaria goebbelsiana, han aprovechado esta capitulación y la calculada derrota de la voluntad popular. No hubo condena oficial de Tsipras y su formación desde la izquierda. Esto se paga a corto plazo. Tampoco un compromiso previo de combatir el Euro y a esta UE, hasta destapar la trampa de una deuda soberana parcialmente falsa, negando de plano el despótico arículo 135 que premia su pago reduciendo el déficit, suscripto sin referendo por parte del PP y el PSOE, los grandes causantes del desastre actual Lo de la República es otro aspecto sumergido en el olvido, aunque no por los humildes de España. Este estado de monarquía corrupta y falsamente constitucional es la base de funcionamiento de la erosión económica y política española, vinculada a su naturaleza corrupta y espuria por los grandes partidos y poderes fácticos. Otros aspectos reivindicativos sí fueron sostenidos, a más de la honestidad de los integrantes del Frente, pero son comparativamente menores en el balance total. En próximos artículos seguiré ahondando las carencias que llevaron al presente fracaso.

lunes, 27 de junio de 2016

NUEVAS REFLEXIONES TRAS EL COLAPSO DEL 26J

El problema más serio que acredita el Frente de Izquierdas para su futura supervivencia, radica en la teoría. No sólo Iglesias ha jugado con ella, también Garzón lo hizo. Tras décadas de inmovilismo del sector, esta gente, personalmente valerosa aunque bastante inexperta, no articuló una estrategia a largo plazo, acompañada de su flanco instrumental táctico. A menudo ser catedrático no ayuda a ser un hombre práctico, y mucho menos un buen organizador político. A la hora de plasmar un partido inspirado en el 15M y las mareas, Iglesias no consiguió desplegar un programa ni mantenerlo, tampoco Garzón. Consignas sentidas y necesarias como la República fueron abandonadas junto a otras, entre ellas el tema de la deuda soberana, su real fiscalización, y el vínculo con esta UE genocida. El "Sí se puede" no conjuga con las maniobras contradictorias frente a esta crisis monstruosa, que afecta a catorce millones de ciudadanos, sumidos en la pobreza o en la extrema precariedad. Si una organización que dice representar la voluntad popular no responde a sus expectativas más urgentes, tampoco avanza, y su lugar lo toman la derecha y sus enormes medios materiales contragolpeando con la dureza y brutalidad que conocemos. Lo de estimar que el principal enemigo era el PP y no sus formaciones, idealizando a un PSOE en pleno retroceso y descomposición como parte del sistema, integra esa fantasía que sustituye una visión robusta de la realidad, y la verdadera fuerza del enemigo de clase. En otros artículos señalé la pesada herencia estalinista que carga en sus alforjas la izquierda española. Ella le conduce al apoyo del burgués bueno contra el malo, sin entender que ambas son dos piezas de un mismo sistema aunque los segundos nos enseñen los colmillos y primeros una dulce sonrisa. El Brexit ha pesado sobre la votación del domingo, generando una gran zozobra económica en el conjunto de la sociedad, asociado al ejemplo griego de Syriza y Tsipras, vastamente agitado por la derecha. Allí también la tradición estaliniana sentó sus reales, y a las bases de la izquierda y sus votantes hay que hablarles claro. ¿Podía abandonar Grecia la UE, dando cumplimento al resultado del referendo? Si, aunque a cambio de grandes sacrificios, menores en perspectiva que los actuales, sin embargo no lo hizo, y a tenor de la ausencia crítica de Podemos, sin asumir responsabilidades por haber tomado a Syriza y su líder como modelos. Según lo visto, eso mismo prometía un comportamiento similar en Iglesias y sus profesores. La mirada piadosa de ellos culpó a la Troika y a Merkel, atenuando la brutal e inexcusable capitulación del partido fraterno. Por ende, la misma encrucijada podría repetirse en España con el saldo de una votación desfavorable al sistema. Al fin de cuentas, las votaciones no son otra cosa que referendos múltiples. La pésima táctica de proponer al PSOE un acuerdo poselectoral, habida cuenta su putrefacción, tal como sucede con otros socialismos continentales (léase Francia), fue un desastre. Los votantes de izquierda, más avanzados que Iglesias, Errejón y Garzón (diferencialmente enredados entre Gramsci y Laclau), asimilaron correctamente la alianza del PSOE con C´s. A un rival taimado hay que proponerle una alianza cuando se le ha vencido previamente, ni un minuto antes. Y ellos hicieron gala de semejante oferta, machaconamente lanzada al viento, sin preguntarse a cuántos ciudadanos arruinó el socialismo actual en España y Europa. Es fácil deducirlo, porque la crisis la desató el gobierno ”Inteligente” de Zapatero, cediendo virtualmente el poder a los bárbaros y corruptos del PP. Estos otros aguardaban poner a Sánchez de rodillas, y ahora siguen insistiendo, pese al fracaso de la estrategia y el consiguiente debilitamiento del PSOE, a manos del victorioso Rajoy. Es una derrota de los más pobres y carenciados, tratados como mendigos, o inmigrantes indeseables, a la manera europea, según se procede con los refugiados, aunque en el propio país. Hay un deliberado intento continental de abandonar a las víctimas de la crisis, retornando al medioevo, con la diferencia que ciertos señores feudales garantizaban entonces techo y comida a cambio de trabajo a destajo. Estos otros garantizan en el Siglo XXI una muerte temprana. Tan solo eso…

EL DESASTRE ELECTORAL DEL 26J


En Principio, los resultados electorales de la víspera señalan que casi ocho millones de electores aprueban los destrozos y saqueos del PP durante los previos cuatro años, e inda mais. El franquismo ha calado hondo en este pobre país, refrendado por un neoliberalismo de Bruselas, que controla estrictamente Berlín. El Brexit británico ahondó un factor preponderante en esta franja social ultraconservadora, a la que poco y nada importan las víctimas de los recortes, del desempleo y la precariedad: el miedo a cualquier cambio de status, acentuando su tradicional indiferencia hacia el destino de las clases más desfavorecidas. Un rol más importante de lo que se considera, tuvo la especial estimación del PSOE, llamándolo al supuesto frente de izquierdas, cuando su derechismo es un hecho probado con creces todos estos años. Fue el PSOE y no la divina providencia quien puso alfombra roja al PP y lo mimó una vez en el poder. Iglesias, Errejón y Garzón, improvisando teorías oportunistas, han confundido los actores de este drama. La ambición de derrotar a PP y no a colaboradores oficiosos como los ex socialdemócratas junto a él, provocó en distanciamiento de muchos votantes, demostrando que el liderazgo social y político se obtiene con lecturas correctas de la realidad social, fundidas a liderazgos principistas. El enterrado acuerdo “transversal” entre el PSOE y C´s fue más que elocuente. Sánchez y su soldadesca procuraron disfrazarlo miserablemente, cargándole el mochuelo a Iglesias, sin que el Frente de Izquierdas sacara provecho de la burda maniobra, volviéndola en contra de sus autores. Pero si la lectura de la izquierda real fue estúpida, intentando el imaginario sendero del atajo imposible para llegar al poder, la de sus previsibles electores no lo fue, tal como demuestran las cifras de ayer. Para liderar el fundamental cambio de rumbo que necesita España es preciso ser coherente, despertando ese tipo de confianza que desemboca en la franca adhesión. Y es lo que no consiguió lo que pintaba promisorio y quedó en intención. No hubo sorpasso. Más bien fue al revés. Sabemos que de las improvisaciones nadie vive, aunque sobreviva un tiempo. Pese a que el PSOE perdiera otros cinco puntos, continúa siendo segunda fuerza política. Algo que las encuestas, consecuentes flores de un día, marchitaron durante la jornada electoral, merced al oportunismo y las ilusiones vanas.

sábado, 25 de junio de 2016

LAS CARTAS MARCADAS


Recuerdo las vivas polémicas de la izquierda sobre el comunismo en la URSS y sus satélites y la posibilidad de reformarlos democráticamente desde dentro. Los más optimistas llegaron a comparar las acciones de Napoleón como reformador de Europa, trasladando conquistas de la Revolución Francesa a los territorios que invadían sus ejércitos. La Historia demostró que esto era falso. El comunismo se desplomó finalmente por su burocratismo terrorista e incompetencia económica, política y social, abriendo otro curso histórico en sus territorios. La actual UE es una organización criminal y genocida, que actúa despóticamente empleando la coacción y el chantaje económico en el Continente, apoyándose en las grandes corporaciones y el poder del dinero, echando mano de un sistema capitalista que no se basa en la producción, sino en la usura y el expolio a mansalva para con los países y clases más débiles. El Directorio de Bruselas, patrocinado por Berlín, emplea tácticas basadas en el nazismo y el comunismo, utilizando los medios masivos que controla desde previas instancias. La violencia manifiesta no la emplean tanques ni ejércitos, sino los antiguos partidos políticos adaptados a las nuevas reglas del juego (el ejemplo más claro es España), o los nuevos e improvisados a través del voto y la capitulación posterior(como en el caso de Grecia).El poderío de esta UE se apoya en los antiguos socialdemócratas, asociados a la derecha. Sus medios materiales son inmensos y no es posible la reforma interior del sistema creado, sino su destrucción, que debe cobrar un carácter social y por ende político. En la Europa neoliberal de estos ladrones y genocidas, ellos son nuestro enemigo principal. El Brexit los debilita, porque, a diferencia de Grecia, Gran Bretaña es la segunda potencia continental. Desde Margaret Tatcher cambiaron muchas cosas allí, destruyéndose las conquistas sociales laboristas de la posguerra, pero esta independencia política, típica de la que fuera primera potencia colonial y cuna del capitalismo durante siglos, conserva sus propias tradiciones. La actual ruptura de la UE es un hecho positivo, porque la idea de Unión Europea, como fue planteada y ejecutada mediante una moneda común como cepo bajo control alemán, es una trampa, que afecta principalmente a los países del sur. Voroufakis lo sabe, pero su concepción democratista lo ata a la reforma. Nada cambiará en este drama del siglo XXI sin oponer al despotismo en curso, otro más social y efectivo.Es lo que neutralizará el retorno al fascismo de los Le Pen y otros degenerados por el estilo. La lucha será dura y constante, pero necesaria. Las víctimas serán inevitables. Pero mientras perdure este sistema cruel morirán más millones que las cifras actuales ocultan,de hambre, pobreza, precariedad y desesperación. Los refugiados son parte de las contemporáneas, y golpean nuestras puertas pidiendo un auxilio que Alemania, Francia y los gobiernos satélites de la UE niegan. Mientras, Varoufakis sigue apostando por un mazo de cartas marcadas...

viernes, 24 de junio de 2016

LA ABSTENCIÓN


El PSOE prepara la abstención tras las elecciones, contribuyendo de esa manera a La Gran Coalición. Ya había anticipado esa contribución a la gobernabilidad de la derecha compinchándose con Ciudadanos, a la vez que tendía un sibilino puente hacia el PP. El doble fracaso de la investidura del candidato basura no les arredró. Era un globo de ensayo distrayendo a los votantes. Ellos trabajan con libreto fijo, al igual que Rubalcaba, y vuelven por sus fueros, tras haber disparado en simultáneo contra el PP y Unidos Podemos, descartando pactos con esta última formación. 
La muerte por desintegración les aguarda en este infortunado albur, desde Catalunya, Valencia y Madrid, donde socialistas muy orondos ya cogobiernan. Ayer, Emiliano García Page, un barón ubicuo y especialmente tramposo jugando a dos bandas, confesaba un posible pacto con Podemos, gracias al cual gobierna en su feudo. Empero, García Page y los otros manifiestan cierta disgregación, que acentuará el mal resultado del domingo. Sin programa ni aliados-según sostiene a pie juntillas la claustrofóbica señora Díaz-, poca lana propia habrá que cardar.