Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

jueves, 25 de agosto de 2016

EL DESARROLLO INSUFICIENTE Y SUS CONSECUENCIAS


Pisando hace tres años suelo brasileño y echando una ojeada a su sociedad, me dije:"Si el neoliberalismo intenta meter acá la nariz,los brasileños incendian el país". Me equivoqué, sin duda. Las bases de error eran tangibles. El contraste entre la España desguazada de Rajoy y la América promisoria que proyectaban Argentina y Brasil entonces se hacía patente. Hoy ya no. Los votos, sin necesidad de fusiles y tormentos, o el control político de un estamento corrompido, ocuparon la escena, haciendo lo que saben hacer en todas partes, al restar conquistas sociales en nombre del '"saneamiento económico y la competitividad". Lo que en Europa tutela el IV Reich, aquí lo hace el Imperio Americano salvaguardando intereses oligárquicos vernáculos. 
Por todo ello, se aguardan días oscuros, en estos y otros territorios, Venezuela en especial. La clase media reaccionaria causa estragos. De ahí surge el respaldo a estos experimentos de retorno al pasado, exhibiendo una cruel desmemoria de los horrores represivos vividos durante tantos años. Los errores que acreditan los predecesores de Macri y Temer, desempeñaron importante papel. Tanto el Kirchnerismo como el PT acertaron promoviendo el consumo, sin cambiar las bases productivas en ambas naciones, hasta que el experimento se torna peligroso, y luego insostenible. La historia del primer peronismo en Argentina fue esa. El caso de Venezuela, gran exportador de petróleo, empeora los resultados, tras la muerte anticipada de Hugo Chávez. El alza en los precios de las commodities puede sostener un consumo a corto y mediano plazo, no la conversión en potencia, al menos con los recursos necesarios para mantener ese ritmo y ciertos avances sociales, aunque sin perpetuarlos. El síndrome neoliberal ataca los organismos más débiles, que son estos. Por esa razón la Historia vuelve a su cierto bucle spengleriano. Si bien jamás se repite, retorna a sus fallos de formación, cuando los problemas esenciales no fueron resueltos. En el sur europeo son unos, aquí otros. Las razones históricas y culturales cuentan en cada caso. Pero importan ante todo las consecuencias: hambre, paro y precariedad laboral a espuertas, con extensas franjas de la población padeciendo las consecuencias por años. Décadas quizá...

lunes, 22 de agosto de 2016

LA TOMA DE LA BASTILLA


Alcanzar las bondades de los países escandinavos, Nueva Zelanda o cualquier país más o menos serio desde el sur no es posible, sin terminar de una vez con la hegemonía teutona, deudas impagables infladas a voluntad y la moneda asimétrica, junto con el Estado Monárquico heredado del franquismo y sus taifas políticas, tan gravosas para los que menos puedan defenderse de ese engendro global, corrupto y expoliador. No polemizaré con comentarios insustanciales y fantasiosos ni me siento “dentro de la OTAN”. La realidad señala dos vectores polémicos bien concretos en la fase actual de la lucha de clases. Derecha o Izquierda. La última retrocede bajo los compases inanes de Unidos Podemos, que prosigue su idilio no correspondido con los socialdemócratas de la derecha local, la única que conocemos desde el 78. No es algo que debamos festejar, todo lo contrario. El drama consiste en que aún no generamos otra, más audaz y menos viciada por las herencias inconfesadas del estalinismo y el populismo, eternos conciliadores con el enemigo. Iglesias y varios profesores de La Complutense viajaron a Latinoamérica por buenas pagas(Monedero dixit). Allí, fueron atraídos por la ola populista de gobiernos que enfrentaban a Washington, y las oligarquías políticas locales. La etapa se cerró hoy parcialmente, con el ascenso de gobiernos de derecha, votados o usurpados(es el caso de Brasil), por elencos políticos neoliberales. Entre tanto, ya retornados del periplo americano, y aprovechando la ola del 15M, los intelectuales de izquierda habían inventado “Podemos”, que al comienzo aterrorizó a la cerril derecha hispana por sus posiciones, entre románticas y avanzadas. Eso también parece haberse cerrado, muy marcadamente tras las últimas elecciones, aunque ese cierre fue anticipado por el entierro de audacias justicieras que concitaron entusiasmos en su momento. En la concepción profesoral de Iglesias y su troupe, se impuso la tan ansiada “sensatez” política, encuadrada dentro de los márgenes del sistema actual de partidos. Los mensajes de amor indio al PSOE desvelan esta clase de sensatez perdedora, refrendada por el propio Iglesias, declarándose socialdemócrata, al tiempo que potenciada como negociador al ala más PSOE de su formación: Iñigo Errejón. No obstante habrá que documentar el rechazo de la investidura de Sánchez,conectada a Ciudadanos, formación de naturaleza falangista y enemiga de los poderes autonómicos. El sostén de los referendos, base de sus avances autonómicos, lo hacía impensable. Pero en Unidos Podemos y su deriva, queda demostrado con creces que casi todo puede cambiarse. Esto mismo replanteaba un recién elegido dirigente catalán de la tribu.

De momento, el Frente de Izquierdas ha perdido la iniciativa política ante la probable investidura de Rajoy. La insistencia suicida cortejando al PSOE anula de hecho cualquier crítica al fenecido pacto entre éste y C`s, del que el PP sale relativamente beneficiado. Es otra gran oportunidad de pasokizar a los socialdemócratas, candidatos a morirse desvaneciendo activos. Ellos se abstendrán al final, todo lo indica, fieles a la clase que representan. También lo será la brevedad de un gabinete Rajoy. Parece complicado sobrevivir sin la mayoría absoluta y el rodillo que le autorizó a destrozar el país durante casi cinco años, aunque lo apoyen Merkel y el Bundesbank. Sería de hecho, la gran oportunidad para que una izquierda combativa ganase terreno. Pero los arrogantes líderes de Podemos, controlados por su narcisismo y una visión provinciana y pseudointelectual de la lucha de clases, no dan la talla. Tampoco el economista Garzón. El peso que cobra el enemigo en sus maquinaciones es demasiado abrumador como para entusiasmar a catorce millones que quedaron en la cuneta del paro, el despojo y la precariedad. Hoy son los grandes olvidados de la izquierda local, como los franceses revolucionarios poco antes de la toma de la Bastilla…

sábado, 20 de agosto de 2016

NEGAR LOS CAMBIOS DE VERDAD


No admito que todas las críticas que llueven sobre Podemos sean de derechas. Sin profesar ese credo, disiento con su levedad programática desde la margen izquierda. Han convertido el 15M en una efeméride totémica, eliminando de su programa inicial los ataques a la monarquía, la UE y otras cuestiones muy sentidas en el campo popular. Podemos es un engendro académico que permuta principios por cesiones. Alberto Garzón comparte esa visión quebradiza de los principios. Viene a ser Syriza sin necesidad de traicionar ningún referendo. En tal sentido, ellos se anticipan. Todo el atraso secular hispano se resume en ínfulas renovadoras que terminan adaptándose al sistema. Íñigo Errejón y sus locas teorías sobre “El bloque de poder” encabezan esa tendencia, convalidada por Iglesias, Monedero y los monos sabios de la Complutense. Algunos de ellos asesoraron en asuntos sociales a gobiernos populistas en América Latina, e impresionados por su apoyo de masas fueron influenciados, en vez de influenciar, como buenos aprendices de brujo. Pero el populismo reformista retrocede en el nuevo continente, a manos del neoliberalismo. Las experiencias de Venezuela, Brasil y Argentina así lo indican. No es necesario acudir al desastre de Syriza para entender el porqué. En cambio, Podemos se aferra a ese reformismo, incapaz de cambiar viejas estructuras. Ahora, mientras vigorizan al PSOE, hablan de “Los ciudadanos y las ciudadanas”, matando el genérico, o la “Ciudadanía”, echando mano a valores lingüísticos del sistema “democrático”, con un porcentual de pobreza, paro y precariedad en un 14% de la población. La base teórica de tácticas y estrategias relevantes no existen. El oportunismo tampoco las ofrece. Resulta penoso ver a muchos dirigentes y seguidores recitar las consignas que dimana la dirección centralizada, sin disentir en nada. Es la ruta que desemboca en el estalinismo, aunque sin estado soviético que defender. La permuta del estalinismo clásico por el populismo no cambia las cosas. Resumen ambas políticas la conciliación con formaciones sociales del enemigo. A años luz de entender sus carencias, Unidos Podemos van desapareciendo de escena, cediéndosela a la extrema derecha española y sus podridas estructuras, heredadas del franquismo y la llamada Transición. Por ahora no se observa otra gran emergencia social ni rebeliones internas, como no sea la de tipos como Gaspar Llamazares, partidario de pactar con C´s. Es dura la realidad, ante todo, cuando no se la intenta cambiar de verdad…

miércoles, 17 de agosto de 2016

LA ÚNICA ALTERNATIVA POSIBLE

Las seis condiciones anticorrupción que plantea Ciudadanos al PP son una farsa. Desesperados por sus pocos votantes, camino a la extinción, Rivera y sus falangistas se aferran a cualquier cosa que huela a poder. Ellos son especialistas en oler braguetas, cuanto más sucias mejor, y en el PP, encuentran su ideal de gestión antisocial. Una vez reelegido Rajoy, hará lo que quiera su banda mafiosa.La amoralidad política de C´s lo autoriza. Por ello, borrar los seis puntos no será problema. Ellos han probado anchas tragaderas en la consecuencia derechista. Primero era el no a Rajoy. Ahora lo acepta de buen grado, con sus corruptelas y medidas antisociales. Es el camino que al final pavimentará el PSOE. La anterior y fracasada sociedad con Rivera definió un estilo político común. El mismo que practicaron Zapatero y Rubalcaba, refrendado por varios barones, las viejas momias y el influyente corrupto Felipe González. La precaria terquedad del cadavérico Sánchez y su propio no a Rajoy, será rematada por su destitución, pospuesta por ahora a manos de Susana Díaz y la tropa abiertamente conciliadora con el PP. Este interregno del actual Secretario General les resulta conveniente en estos instantes de cierta incertidumbre política, sin duda favorecida por Unidos Podemos y sus inconsecuencias.Ellos son responsables de este colapso político en la izquierda, regida por el trío Iglesias-Garzón-Errejón. De forma tal que, la iniciativa corresponde a una restauración parcial de la extrema derecha y su encadenamiento inamovible a Merkel y la UE.La única alternativa, a largo o mediano plazo, será para los militantes más lúcidos abandonar Unidos Podemos, conformando una alternativa programática intransigente.Con ellos, símil de Syriza, nada bueno tiene porvenir.

domingo, 14 de agosto de 2016

LA SED DE VIVIR

Antes de republicar cada uno de mis textos, sean novelas o biografías, mi mujer los somete a una nueva revisión.De la misma me ocupo en primer término, correspondiendo a mi editora la última, antes de su puesta en página. Reseñando la vida y obra de Garbo disfruté enormemente. Su edición impresa fue más difícil, pero completada la labor en código virtual, quedo satisfecho. Alguien dijo que es una obra maestra. Pero en el país de Zapatero, Felipe González, Mariano Rajoy, o Javier Cercas, Javier Marías y Arturo Pérez Reverte, cualquier obra maestra deviene invisible. A las gentes les pasa de largo aquello que se escribe con encanto y profundidad.Así dejaron el país, sin una literatura aceptable como parte de una ceguera cultural generalizada, clara herencia del franquismo.Mi exilio brasileño fue una vuelta al pago, en un país vecino al de mi infancia y juventud. Tampoco la literatura argentina volvió a sus clásicos, por causas simétricas. La huella dictatorial restó muchas vidas de escritores promisorios.Un gran escritor es como el pan bien horneado, precisa tiempo, experiencias y vientos culturales favorables. Con mi retorno a España, salvándome por los pelos de la represión dictatorial, la madurez me deparó el terreno propicio para escribir biografías y novelas centradas en Argentina y Latinoamérica. Con los años y varios viajes, formé una biblioteca de 13.000 ejemplares, mayoritariamente repartida hoy entre bibliotecas locales, ante la imposibilidad de transportarla, rescatando algunos cientos de títulos y material videográfico. Guardados muchos de ellos en los anaqueles de mi memoria, continúan alimentando la obra de este escritor y su sed de vivir.

OXIGENAR LA ESPERANZA

En estos días aciagos para España, declino repetir lo que tantas veces, prefiriendo acudir a la memoria histórica de nuestros héroes de verdad. Aquellos que dieron su vida o su honra por ideales hoy sepultados por una sociedad mayoritariamente derechista, a través del voto y las componendas, o las insuficientes rebeliones. Los únicos héroes patrios en el siglo XX fueron derrotados en la Guerra Civil por el fascismo y demócratas de hojalata en el continente europeo y la américa de Roosevelt. Hoy mismo son los que mandan, si bien jamás dejaron de hacerlo desde 1945 en adelante.Los frutos del pasado se eternizan pese a la pobreza e inequidad que siembran por doquier,edificando nuevos guetos en las ciudades del sur desde los países bajo su esfera de dominio. Bajo ese sino, la socialización y los derechos ciudadanos yacen asfixiados por el neoliberalismo del FMI, el Banco mundial, Wall Street, el directorio de la siniestra UE y los paraísos fiscales, acompañados por gobiernos títere, y papeletas a boca de urna depositadas por una clase media que reproduce la atmósfera de los años treinta. El fascismo del siglo XXI opera con libertad, a costa de los derechos democráticos y humanos más elementales. Cómo no acudir a la memoria de nuestros héroes, los que lucharon contra la barbarie nazi y el terror fascista. Ellos y su gran entereza nos inspiran, pese a los malos pronósticos que se observan en el viejo y el nuevo continente. Los reflujos en la Historia acaecieron siempre. También sus flujos vigorizantes e innovadores. En defensa de los últimos apelo a la memoria, vehiculizando mi ira creciente para transformarla en un canto de esperanza y buenos augurios. Es, creo, una forma de compromiso que oxigena mi vida y pule mis letras, siempre encendidas. Faltaría más...

jueves, 11 de agosto de 2016

LA NECESIDAD DE UNA VANGUARDIA POLÍTICA Y SOCIAL


Un partido que intente revolucionar la granja no debe someterse al nivel que en ella impera. Ser vanguardia es adoptar el programa más avanzado que registran las movilizaciones y reclamos, golpeando sin piedad a los enemigos de los cambios y transformaciones. La situación actual nos descubre una extrema debilidad de la izquierda reformista ante el nuevo vendaval rajoyano y los medios de la derecha local. La complacencia con los pequeño burgueses del PSOE, pareja al respeto por el Estado monárquico que legó el franquismo, atado con cadenas a la UE y su directorio genocida, son fragmentos de la presente capitulación de estos académicos a la violeta. Resisten denunciar al averiado PSOE como pieza fundamental de la miseria que avanza sobre las clases populares. De hecho, convirtieron el 15M en una efeméride típicamente burguesa llena de frases vacías y nostalgia inmovilista. Un estandarte raído y pisoteado por ellos con canallesca unción. Ya a estas alturas, es imperiosa una ruptura por la izquierda, que ponga las cosas en su sitio,con el programa y la política necesarias. Siendo los socialistas auténticos socialdemócratas de la derecha, hay que enfrentarlos y vencerlos para siempre.Si en el pasado fueron útiles para algunos avances periféricos, hoy, en esta España vasalla y empobrecida, son la rémora a la que se aferran desesperadamente algunos oportunistas. Lo que hacen Felipe González, Zapatero, Bono y varios barones zarrapastrosos, es ponérnoslo en evidencia.Ellos comportan la pieza que encaja como un guante en la extrema derecha europea, que tanto resisten enfrentar Iglesias, Garzón y sus tribus.Ese es el drama actual del país. Herido en su narcisismo por la pérdida de votos, Iglesias se ha esfumado, enviando al frente a Errejón, y no para pelear, justamente.Garzón también, sumando importantes síntomas de descomposición en IU. Al igual que Rajoy, todos ellos se toman vacaciones que desconoce la lucha de clases.Parece claro que la vanguardia capaz de aventar nuestras pesadillas no da señales de vida. Es que, en verdad estos oportunistas no son precisamente vanguardia de algo, sino más bien los limosneros ilustrados de clases medias trufadas de neofranquismo. La antítesis de lo que necesita esta Europa, cada día más desigual e inhumana.