Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

miércoles, 22 de octubre de 2014

EL SENTIDO CRÍTICO Y SU COMPROMISO


Es probable que, tras mi artículo precedente se me acuse de venderme a la derecha. Según el pensamiento político dominante en países del área latina, si criticas aspectos de cualquier grupo te opones al mismo, adhiriéndote, de hecho, a sus corrientes opositoras. Nada más falso. Soy un pensador y escritor independiente de grupos organizados o fuerzas sociales regresivas. Apoyo a Podemos, aunque sin entregarles mi confianza. No son ellos ni los grupos de izquierda social el centro de mis ataques. Los análisis críticos, presencia constante en mis apuntes, son constantes y sistemáticos, afectando especialmente a la superclase global y sus intereses. Sin embargo, en el llamado campo popular las habas también se cuecen. Durante treinta y cinco años de mi vida residí en España. Allí nací durante los primeros años de la posguerra, emigrando luego otros treinta y cuatro. Mi país de origen me permitió trabajar, llevar una vida decente y acrecentar mi cultura, permitiéndome desarrollar una carrera literaria completamente solitaria y asilada de todo grupo mediático. En realidad, yo provenía de otro medio y formación, que el tiempo demostró, pertenecía a un territorio del pasado. Jamás conecté con la cultura española en boga . Me pareció absolutamente falta de inteligencia, buen gusto y creatividad, en términos literarios, informativos o fílmicos. Era una herencia dictatorial malamente adecentada por una democracia de voto aborregado y silencio compulsivo que penetraba el cuerpo social hasta el último rincón. El tiempo me dio la razón. Residir en Catalunya, atrapada por el pujolismo folclórico de corte medieval , tampoco favoreció una mayor comunicación artística o intelectual con el vecindario. Mis ilusiones de conectar con las viejas tradiciones resistentes y combativas de la Guerra Civil se había dado de bruces con un aburguesamiento masivo y vulgar en todo el territorio.Temprano comprendí que los vencedores del ´39 habían impuesto sus códigos sociales y tabúes hasta en las instancias más lejanas. Por lo tanto, mi literatura fue de resistencia moral e intelectual, indescifrable para los intelectuales españoles. El actual exilio liberador me devolvió a América Latina, en un país promisorio que rezuma ansias de libertad y progreso. Por supuesto no he renunciado a mi compromiso social con España. Ni siquiera con Argentina, mi primer exilio forzoso, pero el compromiso directo hoy es con la tierra de mi mujer: Brasil. 
Mis reservas para con Pablo Iglesias y su gente es la que guardo para con cualquier fenómeno político o social. El recelo es recíproco. Yo escribo y digo cosas diferentes, de ellos y de todos Creo en la reserva extrema de dominio sobre las ideas, la reflexión y el pensamiento de cada uno. La clave es unir constante crítica a la autocrítica más profunda sin dejar de realizar obra es una constante que solo interrumpirá la muerte. Mis libros y artículos del Blog están ahí para quienes deseen consultarlos, junto al compromiso diario y sistemático mediante dos muros en Facebook. Con esas labores, frutos del esfuerzo que desprende el compromiso con mi tiempo, se aprende.Yo al menos aprendí realizando estas labores. Pero, salvo a mi mujer, al menos en este mundo no le extiendo un talón en blanco a nadie.

LOS VIENTOS DE LA HISTORIA



Giré una propuesta a los de Podemos. Es la primera y última. Ellos tienen sus monos sabios, encabezados por Monedero. Iglesias consiguió alzarse con la banderas del 15M y las mareas. De hecho es positiva la emergencia política del sector, pero entreveo egos agigantados, fruto de una base cultural y social incompleta. El comportamiento del Líder siempre fue algo sibilino en su raid tertuliano. Empezó en la nunca bien detestada "Intereconomía", extendiéndose a otras cadenas. En todas ellas lució una inteligencia que nadie le cuestiona; aunque a la par, la majadería y el oportunismo hiciesen acto de presencia en su comportamiento. Años de molicie, desmemoria y sentimiento trágico de la vida hacen de un país en el que la justicia y la equidad social padecieron derrotas y escarnios incomparables, arrojaron un saldo penoso, patentizado tras la muerte del dictador, uno de los genocidas más terribles del siglo XX, con la herencia de esta farsa monárquica travestida de democracia. No solo los abominables políticos actuales salen de ahí. También lo hizo Pablo Iglesias. por esa razón, pasa de definirle un ajustado "lameculos" al infame señor Marhuenda, a tratarlo como "Francisco". Los elogios a José Bono (llamándole "Pepe") y otras fraternizaciones con miembros de "la casta", reflejan esa laxitud de principios que tan bien exponen pretendidas tertulias "de Izquierda" en la Cuatro y la Sexta, organizadas por gente como él, formada en el pasado y la derrota. 

En los líderes populares el crecimiento voraz del ego es como la Marabunta. Iglesias pinta como tal, al menos en sus prolegómenos. Conoce la ciencia del duelo verbal a fondo y sabe que la gente debe hacer acto invariable de presencia en sus argumentos, pero creo que su tendencia a dominar la escena en cualquier combate instrumenta tácticas de la razón, aunque parezcan- y tal vez sea esa su mayor virtud- las del corazón. Veamos, por ejemplo, su vínculo amoroso con la diputada madrileña por Izquierda Unida, Tania Sánchez Melero. Al igual que sus camaradas, Monedero, Errejon y Bescansa, él le supera en carisma y velocidad mental. Tampoco es casual que Tania no pertenezca a Podemos, ni manifieste grandes dotes políticas. Viene a ser la Dama oficiosa en Madrid, que su enamorado coloca en el tablero rival de IU. La agente íntima que, de paso lo revela apasionado, aunque ante alguien como ella, una comisaria política con mucho menos encanto que la Garbo de "Ninotchka", esto parezca cuestionable. La función de Monedero es ser lo menos prudente posible. En la mañana de ayer, este cabeza cuadrada y Vishinsky en ciernes del grupo, ensalzó a Robespierre. Antes, la mención poco clara de ETA dio pie a que la extrema derecha cargara contra su embrión de partido.Los fusibles son al liderazgo, lo que las bombillas a la corriente eléctrica. El señor Iglesias, formado en el marxismo académico, acuerda con esas formulaciones, sin entregase a ellas. Cuando Monedero pete, a base de torpezas, será reemplazado por otro ayo diligente.Son las grandes y pequeñas maniobras que distinguen a un prometedor político de un vulgar mercachifle. Es lo que hace políticamente Iglesias, y en muchas cosas me recuerda a Perón, sujeto profundamente estudiado por este autor. El phisique du rol populista es el mismo, de varón sistemático, e indestructible capacidad de decisión. A nadie se le podría ocurrir en el presente, aplicar una solución bolchevique a la economia y la sociedad. En cambio, Latinoamérica demuestra que el populismo es posible. 
No puedo dudar de que el sentimiento hacia los desposeídos y víctimas de un régimen como el español (y muchos otros parecidos) sea en líder de Podemos sincero. Pero su condición de animal de poder con grandes ambiciones en sus alforjas supera el factor con creces. Por todas esas razones mi apoyo a Podemos es crítico, sin desmedro de haberme posicionado por una organización vertical contra los funestos asamblearios. Así avanza la Historia, en medio de contradicciones y malentendidos o, acuerdos que luego se llevan los vientos del tiempo que viene y que va.

martes, 21 de octubre de 2014

BRASIL

La gente no es idiota como cree a pie juntillas la derecha. De nada valieron los requiebros e intercambio de babas entre Neves y la oscura Marina Silva paladeando la victoria, ni los mercados al alza ante el punto de ventaja del tucano o el bombardeo mediático de los principales cotidianos y Tevés, en poder de la oligarquía. Ante el programa puro y duro que delegaba la educación a las empresas privadas, la nueva política liberando al Banco Central del control gubernamental y el frenazo a la movilidad social que hizo grande a este país en los últimos doce años, Dilma tomó la delantera, con cuatro puntos sobre el rival. La clase media vinculada a esos valores reaccionó, cambiando el tercio. Es probable que en las próximas horas la ventaja crezca. Es el segundo desmayo de la derecha, ilusionado con la falsa ambientalista en su momentáneo cénit, y ahora con este manipulable ricachón, heredero de una voraz familia de Minas Gerais, integrada por millonarios de vieja data. Patrocinado por el expresidente neoliberal Fernando Henrique Cardoso y su banda de banqueros, el cachorro y playboy de la estirpe que gobernó el país durante medio siglo, repite el bluff de Silva. Es la peor nueva para Washington y su pretensión de convertir a Brasil en una nueva versión de México y Colombia, quebrando el Mercosur, al conservar las piezas del tablero Latinoamericano en poder del campo popular.

sábado, 18 de octubre de 2014

LA VICTORIA DE LA VIDA SOBRE LA MUERTE


En medio de constantes derrotas y pérdidas sufridas por los españoles en los últimos años de esta Europa demencial, nos llega una victoria de la vida sobre la muerte. Teresa Romero se recupera del terrible mal en el que la sumergieron, casi del todo, unos incompetentes, miembros activos de la tribu salvaje y depredadora que aún rige nuestros destinos. 

Inconsciente y alimentada artificialmente, Teresa no pudo salvar del exterminio a su cachorro "Excálibur", muerte decretada por los mismos asesinos de tantos ancianos estafados por las preferentes, e indefensos ante un Estado que se reveló exterminador.del bienestar social y la salud de las personas. El gobierno canalla en nombre de su gabinete de crisis encabezado por la bonsai de Rajoy,una vez desplazada Ana Mato, se arrogará la salvación de Teresa. Es otra mentira que edifica su pirámide de bosta. A ella la salvaron los médicos y enfermeras movilizando recursos y protestas masivas tras ser insultada por el monstruo que oficia de consejero sanitario en Madrid, junto a una serie de cuervos de pago en los medios que controla La Casta. Una vez más se demostró, por ende, que solo el pueblo salva al pueblo en una lucha que no empezó ni se termina aquí. La enemistad de la oligarquía gobernante con el progreso social y su desprecio por las personas borda el grotesco. La desmayada acción judicial contra Blesa y Rato son meras válvulas de escape, porque ninguno irá a la cárcel ni la penalización impuesta a ellos es acorde con lo que saquearon durante años. Además, esto no resuelve nada a los estafados por las cajas y Bankia, ni permite devolver los 30.000 millones de fondos públicos que se invirtieron en la mal llamada "normalización bancaria". 

Si hubo alguna "recuperación", no es la que sostiene tan orondo el estólido señor Rajoy, sino la otra, elevando privilegios a las empresas mediante la Reforma Laboral, al tiempo que profundizan la debacle económica para los de siempre. En España, el poder está en manos de ladrones y asesinos carentes del menor escrúpulo. Aquella serie del "Dr Mabuse", que Fritz Lang imprimió, entre fines de los años 20 y el inicio de los 30, es hoy una tenebrosa leyenda viva. 
No han bastado a los victimarios de toda la vida derrotar a la República imponiendo una posguerra atroz y cuarenta años de terror. En los siguientes, han montado una comedia que desde hace cinco años desvela su verdadera naturaleza. En los últimos tres, el fascismo ha vuelto a gobernar con el Partido Popular-herencia política de Franco-, ajustándose a turbios procederes con respaldo exterior. 
Con Teresa Romero, a la que preferían difunta, han perdido la batalla. No es perder la guerra, porque están ahí, y resistirán golpeando y masacrando hasta ser derrotados. Pero de momento la movilización popular les restó otra víctima. Y eso es digno de ser celebrado por todos los auténticos demócratas, dentro y fuera de este país.

jueves, 16 de octubre de 2014

LOS ESPECTROS DE LA ROSA



Una partida de envejecidos socialistas conmemoran el 40 aniversario del Congreso de Suresnes junto a Pedro Sánchez y su plana mayor. Si en aquellos tiempos se decían revolucionarios, y hasta incluso marxistas, Felipe González y Alfonso Guerra atacan desde la vetustez de ambos, el populismo de Podemos. El primero es un as de las puertas giratorias, consigliero muy bien pago de millonarios como Carlos Slim, y hombre de fortuna que, empeñado en cambiar su vida del revés, cambió hasta de mujer. Guerra en cambio, se ha vuelto un congresista eterno sin ansias locas de enriquecerse, conformándose con vivir bien, eructando cuando el deber le llama. Existan o no tales ambiciones, se han convertido en hombres del régimen a lo largo des estas décadas. Al mismo, le deben la clase de "democracia" que hoy disfrutamos los españoles. No todos por igual, sino un sector medio vinculado a los negocios de la burguesía, que conserva ciertos privilegios. El resto, ellos y nosotros lo sabemos, permanecen flotando en el mar de las tormentas que es esta España actual con pocas señas de identidad prometedoras. Un país de economía quebrada, sin moneda propia ni élite política emprendedora y creativa, sujeto a la UE que domina el IV Reich con ayuda de los mercados. 

Las hemerotecas y la Historia ya documentaron suficientemente sobre los sucesivos mandatos de González y Guerra (expulsado del último), como paradigmas de corrupción, promesas incumplidas, crímenes de Estado y, por fin, el legado patriótico de los gobiernos Aznar y del partido Popular, durante ochos largos años de falsa prosperidad, venta de empresas estatales claves en la economía, la Ley del Suelo (que abrió el grifo del ladrillo y sus consecuencias) y, por último, la tan frustrante y frustrada aventura de Iraq. Luego, llegó un Zapatero remendón, que, a penúltima hora pactó con el PP la rendición conjunta de la soberanía, volviéndole a legar votos, esta vez por mayoría absoluta, convalidados por desgracia mediante millones de sufragios que ungieron a este gobierno vergonzante y sus esbirros. 
Ha habido en estos tres años tiempo suficiente para purgar ese terrible error, de pueblo acostumbrado a votar e irse a su casa durante cuatro años. Es la peor herencia de la llamada Transición, unida a una educación pública deficiente y floja consciencia política y social. 
En el ínterin, aquel símbolo de la rosa en el puño, estandarte del PSOE junto al canto de gallo entonando La Internacional, son vagos recuerdos del pasado. Hace demasiado tiempo que el puño de hierro del liberalismo asfixió a la rosa, y aquel himno glorioso se merece un buen ritmo de cha, cha, cha, que deben bailar, en un escenario condigno de payasos mediáticos y financieros, envueltos en serpentinas, los señores González, Guerra, su joven mono almidonado que encesta balones en TV, Zapatero, Pérez Rubalcaba y toda la caterva. Presenciaríamos, de ser así, una danza de espectros: los de la rosa, dimanando sus pestilencias en un país sin derechos sociales y laborales, donde millones de parados y precarizados aguardan, en la duermevela de los túneles o escarbando los contenedores, sobrevivir junto a sus familias un día más.

miércoles, 15 de octubre de 2014

LA INDISCUTIBLE VOZ DEL LIDERAZGO



Mi respaldo a Pablo Iglesias contra sus oponentes internos no es un canto al líder ni significa ausencia crítica alguna de mi parte. Lo he criticado varias veces y, aparte de considerar que los liderazgos son necesarios representando corrientes políticas y programáticas, considero en estos momentos apuntalarle frente al asambleísmo y los intentos de colegiar una dirección bien enfilada como está. 
Viejas y nuevas experiencias demostraron que las conducciones asamblearias son poco eficientes. En España, Esquerra Republicana de Catalunya emprendió esa ruta con los resultados previstos. Solo les favorece el desastre de CiU, la familia Pujol y Artur Más, aunque no se atreven a desbancarlo y comerse el marrón que les aguarda, entre otras cosas, porque carecen de un líder. Su programa, muy semejante al del los botiguers de Pujol, les destina un modesto Oriol Junqueras y su corte de rácanos. 
Con otros movimientos poderosos, por ejemplo, el Sandinismo que abatió la tiranía armas en mano, no hubo un líder, sino un grupo guerrillero integrado por varias fracciones, al fin heredadas por Daniel Ortega y su paranoica consorte, cuando el fragor del comienzo estaba perdido para siempre tras años de fracasos, de ellos y sus rivales en el poder. 
Pablo lglesias surge aupado en España por el 15M y las mareas de protesta. Situado como bicho raro por medios de TV reaccionarios, este profesor universitario diferenció, desde el comienzo, la ruta que seguían los educados y corteses miembros de la izquierda parlamentaria, e incluso los en general crípticos académicos, desvelando un lenguaje claro, inteligente y preciso, al explicar el drama local que devasta el país con las palabras justas, yendo a la raíz de los problemas, desde una gran convicción. El triunfo de su naciente formación heló de terror al sistema. 
Preventivamente, el ex monarca tiró la toalla, y el PSOE renovó su maquillaje (no le queda otra, es lo de las viejas glorias cuando envejecen). El contraataque del régimen no se hizo esperar, cargándole el mochuelo de ETA, Cuba, Venezuela, junto al sambenito de populismo. Pero ningún político que dirija un partido acepta medirse con él en debate alguno. Sólo le lanzan distantes epítetos de andar por casa. Los ataques mediáticos, plenos de disparates, propios de esta ultraderecha local, le suman incontables adhesiones.
Lo cierto es que, si nadie le había igualado antes, tampoco pudo hacerlo; al menos hasta ahora. De antigua familia socialista desvela audacia y astucia, al tiempo que gana terreno en las pesquisas tras su sorpresivo desembarco en las recientes elecciones al parlamento europeo, sacando de la galera cinco diputados. 
Son tres de ellos quienes empiezan a cuestionarle, sin entender que, nadie salvo él conmueve a las masas. Echenique, víctima de un cruel trastorno físico y hombre de principios, no lo conseguirá desde la conmiseración y simpatía que despierta su paraplejia. Porque para conmover hay que alcanzar las emociones, y el centro exacto de quienes hoy padecen el flagelo de Rajoy, el PSOE, la banca y Berlín, con su paneuropeismo logrero y genocida de carga financiera global. 
Iglesias lo consigue. Por esa razón, cuando habla se oscurece todo a su alrededor, incluso no ya el inestable Monedero; ni siquiera los más coherentes Errejón o Bescansa, de flanquearlo en ese momento. Hablo desde el conocimiento profundo de cómo se forma un líder político y social, fruto de una época y sus ansias de justicia. Eso lo desarrollé en mis tomos sobre Perón, e incluso a través de figuras del espectáculo. Los académicos de Podemos no los leerán por que creen entenderlo todo después de asesorar a Chavez o Correa. Siendo más avanzados que los políticos restantes de su país, no dejan de ser jóvenes españoles educados sobre los cementerios de la Guerra Civil y su largo despotismo posterior, desembocando luego en una democracia desmemoriada e ilusoria que ahora se cae a trozos, llevándose por delante a millones de compatriotas. Pero eso no es cosa mía. De momento Iglesias se planta frente a los disidentes. Siente que debe hacerlo por que si no, Podemos se va al carajo, junto con todo lo que queda de España y hay que rescatar. Que es su gente, con su presente y futuro.

martes, 14 de octubre de 2014

LA SANIDAD PÚBLICA EN BRASIL


Me lo explicó mi mujer con la sutileza de quien conoce a fondo el paño de su país. A la pregunta sobre el misterio del porqué una sanidad pública eficiente yace macilenta desde hace años, llegó una respuesta clara. Los políticos en Brasil fueron seducidos por las multinacionales privadas del sector. Muchos de ellos son médicos o tienen intereses en la industria farmacéutica y las empresas privadas. En la emergente clase media hallaron un suculentomercado-más tempranamente que en España- y pasito a pasito lo absorbieron desde los años 80, dejando el mercado sobrante de los pobres en manos de un Estado incapaz de administrar esos vitales asuntos. Fue José Sarney, quien, tras el arribo de la democracia,erosionó el Instituto de Previdencia Social (INPS), que hasta entonces concentraba el sistema de salud y las jubilaciones, partiéndolo en dos. Luego, las cotizaciones destinadas a jubilarse desaparecieron del fondo común en agujeros financieros. Uno de los impensados males de la recién inaugurada democracia política fue alimentar sueldos de funcionarios y partidos que se dispararon, menguando los destinados a obras sociales, entre ellas, la referida. Nadie resolvió luego el problema, porque las redes políticas consideraron que los negocios personales y colectivos estaban primero. incluso, Fernando Collor inicialmente, y Fernando Henrique Cardoso después, se cargaron los beneficios de las antiguas leyes de jubilación, borrando años de cotización al implementar otra más leonina. Vuelvo a la devastada sanidad. Los obreros y empleados de las grandes compañías y muchos órganos públicos pueden acceder al servicio privado de varios planes-si sus empleadores lo exigen-, de seguros corporativos. En cuanto al personal médico, prefiere los sueldos de las privadas, y el trabajo con buen instrumental y mejores medios. En consecuencia, y como suerte de analgésico que palia dolores de cabeza de males mayores, se importan médicos cubanos, aceptando un salario fabuloso para Cuba, pero mediocre aquí. Por esa razón, los brasileños consideran que la sanidad pública es un desastre. Y eso, no tienen intención de corregirlo Dilma ni Aecio Neves. Porque para ello deben conculcar sabrosos privilegios salariales y sociales, amén de negocios agregados. Suma complicada de efectos...