Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

miércoles, 22 de marzo de 2017

LA FRAGILIDAD DE LA MEMORIA POPULAR


La frágil memoria popular queda probada históricamente, más allá de ciertas circunstancias favorables al abandono de la consciencia y su vasto archivo del horror. El caso alemán, con la plena gobernanza neoliberal en la UE, nos recuerda la xenofobia de Hitler y sus ansias de dominación continental y mundial, especialmente aplicada a loa países del Sur y del Este, mediante gauleiters diversos, tipo Rajoy u Hollande y sus programas obedientes para con el Directorio de la UE, sometido al Cuarto Reich. De nada vale que en Alemania se hayan proscrito a Hitler y sus símbolos. El poderío nacional restaura, sin gastos militares ostentosos, la vieja dominación del espíritu colonial, tan gravosa para los pobres y precarizados de los países menos fuertes y más endeudados con el Bundesbank y sus sucursales. No hablaré de España, un emporio de la desmemoria. Otro ejemplo de la tara, agravada hasta el paroxismo, es la presidencia de Donald Trump en los EEUU, prometiendo ganar las guerras futuras, olvidando la derrota de Viet Nam y los desastres causado en Iraq por el también republicano George Bush, gangster light en comparación con el gusano actual. Pero no sólo en los países desarrollados triunfa la desmemoria. Argentina nos brinda un claro ejemplo con la elección, muy constitucional, de Mauricio Macri, portador de herencias tan gravosas y criminales como la ponderancia de los militares que llenaron de sangre y dolor aquellos años del "Proceso" y sus treinta mil muertos, reducidos a menos de una tercera parte por la memoria personal del macrismo y su visión miserable de la Historia, correspondida por planes económicos condignos. En Brasil, los políticos corruptos del Lava Jato y las coimas de Obredecht voltearon a la presidente en funciones instalando a otro corrupto, antiguo confidente del Departamento de Estado, haciendo tabla rasa del tercerismo y las leyes sociales sancionadas en la previa y más o menos próspera etapa. Desde los ex países del COMECÒN, el fascismo más rancio sustituye al fantasma de Stalin y su Ejército Rojo de ocupación. Aquella temida tropa y sus tanques son hoy reemplazados por otra clase de ocupación, la que ejerce la desmemoria con expresa ayuda de la incultura popular y el real desconocimiento de la democracia, en materia de derechos ciudadanos y su relación con los poderes estatales. La ex URSS de Vlavimir Putin es, en tal sentido, un modelo variable del viejo despotismo asiático que tanto agrada al sátrapa de la Casa Blanca. Con Trump, Los EEUU ingresan a una demolición de los valores que Europa amagó alzar tras la Segunda Guerra Mundial, cuando los líderes mundiales proclamaban que el nazismo no volvería jamás. En sustancia, lo mismo que argentinos y brasileños coreaban más al sur y a todo pulmón, cuando los dictadores militares fueron desalojados del poder. No era para siempre en ninguna parte.Ese es nuestro drama en el planeta de hoy.

sábado, 11 de marzo de 2017

EL CASO VARGAS LLOSA


Hay buenos escritores que no encajan la grandeza de un colega con su ruina moral.Semanas atrás, Mempo Giardinelli, excelente cronista de lo que hoy sucede en la Argentina de Macri, sostenía que Vargas Llosa era "grande", eximiéndole de una pequeñez social y política que no quería leer. La confusión entre forma y contenidos es algo que muchos no dilucidan en forma correcta. Por este sendero laberíntico llegamos a Hitler y su "Mein Kapft", escrito en la cárcel y que luego el poder transformó en la biblia del nazismo y el holocausto.Hay otros ejemplos de textos más o menos escritos con claridad, que revelan esta bicefalía conceptual. Se puede decir frontalmente lo que se piensa. Vargas Llosa no escatima, en tal sentido, ningún miserable renglón de su pensamiento antisocial. Su oficio sirve a tal cometido, sin que ello le lleve a la grandeza que algunos continúan defendiendo, pese a la brutalidad de sus conceptos. La derecha mundial golbalizada utiliza al sujeto, uña y carne de los mismos, como supuesto portavoz intelectual de luxe. No hay como un renegado de los viejos principios para perpetrar la sucia maniobra. Los renegados de la verdad comportan un denso listado del rencor. En el caso de Vargas Llosa, su afán por huir del pasado testimonial le condujo a vivir como vive, y a escribir como escribe en defensa de millonarios y plutócratas. Su enemigos de hoy son los pobres y carenciados, quienes no tienen dónde dormir, comiendo poco y mal. Al sujeto no le interesan los derechos de las mujeres ni la pobreza infantil, o algo que tenga que ver con la dignidad humana.Su transformación personal culminó hace un tiempo cambiando a su previa esposa por la cortesana Isabel Preysler. No obstante, consiguió contaminar a su hijo Álvaro, tan rácano como él, pero sin brillo literario alguno. En realidad, ya carecen sus alforjas de algún resto del pasado brillante retratando la realidad social. Basta leer las insensateces que garabatea y los libros de mierda que su gastada prosa intenta pulir, para entender su fenómeno transformista,que ya data de años.Vargas Llosa entró en decadencia a gran velocidad. Su fuga de Perú fue modélica, instalándose en Europa, para desde allí realizar sus vertidos desde entonces, promocionados por el régimen, su prensa y medios. Amparado por los nuevos amigos, desgrana sus últimas hojas en papel escrito, paralelas a las de su vejez. Roma no paga traidores. La Humanidad tampoco...

jueves, 2 de marzo de 2017

EL CAPITALISMO SIN MÁSCARAS

La deriva capitalista nos empuja al siglo XIX. La UE y su directorio trabajan en esa dirección.En Latinoamérica, de nuevo bajo la égida USA y los grandes monopolios, sucede otro tanto. Con Trump y el Cuarto Reich gobernando el epicentro del sistema en dos continentes, el capital recupera su esencia más inhumana y depredadora, obsequiándosela al mundo, junto a su carga de miserias, xenofobia y mayor explotación. Siempre fueron así. Sucede que en otras épocas lo maquillaban, procurando cierta base social ante la ilusoria amenaza comunista. Pero una vez perdido aquello que en su realidad fue el fascismo de los pobres, llegó la época voraz de las grandes fortunas y magnas miserias. En consecuencia, este siglo XXI, retrotrae hasta el de fundación capitalista todo lo avanzado después en materia de derechos sociales y políticos, en grosero beneficio de finanzas incesantes y fortunas onerosas que nos hacen menos iguales que nunca. Ese es el plan, consistente en fracturar sociedades, creando bolsones de miseria y precariedad o funcionarios dóciles de la política y los medios, dividiéndonos más para explotarnos mejor, mientras las guerras del psicópata de la Casa Blanca se suceden, en medio de la amenaza nuclear. Acabar con este sistema se convierte en ley de vida, alejando el dolor y la muerte de millones de seres humanos junto a la fatal extinción de la vida en la tierra.

miércoles, 1 de marzo de 2017

LOST ZWEIG


"Lost Zweig" es una producción alemana que dramatiza estupendamente el exilio brasileño del gran biógrafo y escritor. De paso, cabe señalar, que jamás he visto tan fielmente reflejada la personalidad multifacética de Getulio Vargas. El mediocre filme biográfico, impreso aquí en fechas recientes, registró la fase final en la vida del caudillo gaúcho, y la izquierdización que preludió su suicidio, provocado por la oligarquía y sus tramas negras. También Zweig eligió ese punto final, acosado por la expatriación, habiendo creído que el nazismo triunfaría en Europa, como presagiaban los días de su fuga continental. Aquí escribió un sentido homenaje por su tierra de acogida, manipulado por uno de los siniestros personajes del aparato de propaganda que rodeaban al Riograndense, amigo inicial de militares fascistas como Dutra, Gois Monteiro y Filinto Müller. Eran una gravosa herencia de su poder inicial, aggiornado al centro político en los convulsos años 30, que de últimas permutó por el auténtico liderazgo popular, profundizando el añejo sendero que beneficiaba a los trabajadores con ciertas mejoras. Zweig no llegó a verlo. El filme en cuestión, emitido por Canal Brasil en VOS y del que poseo el DVD transmite la época del Estado Novo, vivida entre el nazismo y la influencia decisiva de EEUU en el viraje político final, producido a cambio de la acería de Volta Redonda, financiada en permuta de la pirueta, encabezada por el Canciller pronorteamericano Osvaldo Aranha. En mi trabajo sobre Perón, menciono a Vargas y sus mejoras sociales como antecedente populista de lo que el criollo profundizó luego, en las visperas del golpe de Estado que derrocó al caudillo, apoyado entonces por su ex archienemigo Luís Carlos Prestes. 
Por último, vuelvo al denso film sobre Zweig para elogiar con fervor su cosmovisión del drama de un gran escritor, documentando una época.

martes, 28 de febrero de 2017

LA TRÁGICA EMERGENCIA DE UN PSICÓTICO EN LA PRESIDENCIA DE LOS EEUU


Desde su fundación como nación, el hoy país más poderoso de la tierra fue gobernado por oligarquías políticas. En primer término,mandaron los terratenientes, espectro modificado por la Guerra Civil y sus consecuencias industrializadoras. Las dos guerras mundiales del Siglo XX, sumadas a una extensión territorial rica y diversa como pocas, la convirtieron en el territorio mayoritariamente acreedor, no salpicado por las contiendas, a las que suministraron armamento y tropas. En el ínterin, robaron Filipinas, Cuba y Puerto Rico a España, penetrando económicamente el territorio Latinoamericano, al sur del Río Bravo, con sus emporios y patentes, adueñándose del destino de varios países, sujetos a su política, marcadamente imperial, ejecutada en reemplazo del colonialismo británico, francés y holandés, mediante una falsa independencia. 

En su interior, la emergencia sindical, patrocinada desde comienzos de siglo por los aristócratas políticos, y durante la Depresión merced a la administración Roosevelt, se burocratizó rápidamente, creando un tapón gansteril de aristocracia obrera que operó en sintonía con el Departamento de Estado, el FBI y las multinacionales. Por momentos, la política de New Deal promovida por Roosevelt autorizò cierto desarrollo combativo, de breve curso en la base social, pero el Partido Comunista jamàs fue de masas, y los norteamericanos se conformaron con respaldar con el voto a los demòcratas contra los republicanos, tradicionalmente màs reaccionarios. Esta actitud conservadora permitiò un retroceso general considerable en la sociedad tras la Segunda Guerra Mundial, en especial durante el ùltimo cuarto de siglo. Europa recuperaba su economìa, y la URSS , pese a su dominio territorial, ampliado por Stalin y el Ejèrcito Rojo, declinaba. En consecuencia, de pais acreedor se transformò en deudor, especulando con la fortaleza de su moneda, como recurso constante para conservar inversiones y ganancias. La globalizaciòn no favoreciò las perspectivas de grandeza. Tampoco el derrumbe final del comunismo, sustituìdo por la emergencia china, tan odiada por amplios sectores empresariales. La llegada de Donald Trump, respaldado por votos obreros y conservadores, agudiza las fobias norteamericanas preexistentes, crispando el panorama polìtico y social como nunca antes, hasta extremos demenciales. Su plan armamentistico para "volver a ganar guerras" se apoya en un Ejèrcito bastante modesto en relaciòn con el Chino, asunto que refleja la oposiciòn de los oficiales retirados del arma de tierra y la Marina. La Unión Europea y la OTAN no acuerdan con estos propósitos, yéndoles tan bien con su estrategia empobrecedora, tan favorable al Cuarto Reich y las finanzas. ejecutada por medios pacíficos hasta hoy. La xenofobia y los disparates crecientes del paranoico compulsivo desarrollan voces constantes de rechazo, entre ellas la del belicoso ex Presidente Bush, a la vez que sectores republicanos se movilizan en su contra, ante el riesgo de perderlo todo. Su loca estrategia de respaldar a las grandes corporaciones y la clase obrera colisiona con las ofertas de pleno empleo y obras públicas. A la postre, esa contradicción entre base social y planes económicos reales, le llevará a ser sustituido por la fuerza, o las maniobras congresuales. Aunque, siendo como es su naturaleza enferma, sólo el escarmiento ejemplarizante le detendrá.

domingo, 26 de febrero de 2017

EL MIEDO


El miedo, con independencia de sus antecedentes, es un estado espiritual aislado de la razón y la sensatez. Por miedo, las gentes se dejan robar y hasta matar de ser preciso. En España es una vieja institución que abarca múltiples facetas. La principal radica en el temor a pensar con hondura, unida a una  natural cobardía tradicionalmente feudal, propia del medioevo. El concepto de ser aldeanos y vasallos en Europa reina por doquier. Para esta forma de pensar y sentir, la contracorriente conduce al desastre, cuando en realidad el desastre es intrínseco a esta forma de encarar importantes asuntos de forma innovadora. El PP crece en votos por esta razón, no cabe otra.La base del fascismo está echada. Cuanto más nos saqueen mediante un gobierno que cumple con las pautas del directorio de la UE, más seguros estamos, con independencia del despotismo y la corrupción que imperen. Sin duda alguna, el triunfo de Donald Trump ha vuelto más conservadora a la sociedad española. Si el mal triunfa, seamos malos, pues ser bueno en el mejor sentido de la palabra, supone un considerable esfuerzo mental y emocional. Que las cotas de pobreza nacional alcanzan un catorce por ciento?, pues huyamos de la pobreza como podamos y que si alguien se xode, que lo haga el vecino. Y mientras tanto, que los ricos sean más ricos y los pobres más pobres. 

Llegados a este punto, admitamos que toleramos robos monumentales, turbias componendas y despotismos que alcanzan el grotesco, para que esta gentuza que hoy corta el bacalao nos proteja de eso que llaman mañana, muy amenazante y nada promisorio, acorde con nuestra pequeñez. El drama verdadero, consiste en que, de aceptar la esclavitud y el vasallaje, ingresamos a una profunda espiral de degradación moral que no tiene fin. Sino, preguntad a los griegos por su actual y aciago destino, en manos de Syriza, obediente con Bruselas y el Cuarto Reich, ejecutando el programa de la derecha. Seguramente, Unidos Podemos no ha tomado nota de lo que nos precede en segundo término. También en el punto, somos segundones.

lunes, 20 de febrero de 2017

VIVIR Y MORIR EN LA CALLE

Decìa en otro comentario que, en Brasil, los moradores da rua se multipican como los panes y los peces de un festìn diabòlico. A menudo me cruzo con humanidades cubiertas por harapos mugrientos, cartones y frazadas viejas. Viven y mueren al aire libre, como las palomas de Rìo de Janeiro, en espera  de que el adiòs llegue en el sueño como regalo pòstumo de la dejaciòn social que impera en este otro país, tan grande como un continente y tan brutalmente desigual. Repasar las vidas que alfombran las baldosas en verano e invierno nos lleva a imaginarles recién nacidos, cuando las cartas del destino no los habían marcado, aunque amagaran hacerlo al ver la luz en la pobreza de la favela o el morro. Sin duda, los abandonados de la tierra cometieron errores. Pero cometerlos siendo pobre conlleva la dimensión de pequeñas tragedias que se pagan caras. Las edades de estos auténticos expatriados son diversas.En todas manda y ordena el abandono, cuando no una enfermedad mental.Si me contaran sus historias tristes hasta el desgarro me romperían el corazón. Lo sé, aunque puedo imaginarlas en cada rostro y hasta en la forma de dormir. Casi todos lo hacen en posición fetal, como buscando el amparo de un útero materno, olvidado quién sabe dónde. Algunos entre sueño y sueño recogen latas y objetos de la basura, cargándolos en grandes bolsas. Por ello reciben unos pocos reales, apenas monedas para matar al hambre del organismo moribundo. En España he visto mendigos acompañados por algún cachorro. Los de aquí no podrían mantenerlo. En este país la sanidad pública yace a los pies de los caballos. La privada es carísima, de forma tal que, sin necesidad de morar en la rúa no cremarán tus restos ni conseguirás un entierro digno, eventos que cuestan carísimos. Mientras esto sucede, los políticos hacen su agosto de sueldazos siderales, usurpando el poder a sus anchas, Temer y su gavilla mediante. Por momentos desearías verles a todos ellos viviendo y muriendo en las calles, como los muchos pobres y desamparados que malviven en este país, rico en recursos, privatizados por la ley del más fuerte.