Lo bello es noble, digno y eterno si viaja al corazón del hombre

jueves, 24 de noviembre de 2016

LOS MIEDOS Y EL MIEDO


Las máscaras de duelo rezando por el alma de Rita Barberá se multiplican en los medios y la red. Cuánta hipocresía, proyectando un claro temor a la muerte. Nadie en el PP, C`s o el PSOE desean exhalar el último suspiro en una solitaria habitación de hotel, por más lujosa que sea. La muerte es una bruja desdentada de pútrido aliento y beso mortal, que no atiende requisitos de riqueza o pobreza. Qué se lo digan a los suicidas que perdieron su piso o yacen en la ruina moral y material, lanzándose al vacío o bebiendo veneno. Apenas ayer, a la reciente fallecida se le destinaban loas y vítores en medio de grandes comilonas regadas con champaña, hoy se le ofrecen lágrimas, tardías y cómplices de otros personajes, tan corruptos como ella, que se pitorreó de los accidentados en el Metro valenciano, con igual descaro que cualquier miembro de la derecha política, claramente fascista en España. El temor a la muerte acosa a quienes tienen sucia la conciencia, sobre todo en las horas bajas del descrédito público, cuando los suyos les esquivan como si fuesen leprosos en los ágapes y homenajes, siempre a terceros.Para una narcisista como la difunta, rupestre y más bien bruta, acostumbrada a ser tratada por admiración por los de su catadura, semejante desdoro le abrió de par en par las puertas a La Parca. 
Parafraseando a Borges y su comentario sobre la desaparición de Max Rhode, "Rita xa non xode"...

viernes, 18 de noviembre de 2016

EL KEYNESIANISMO DE TRUMP

Contrariamente a lo que opina Juan Laborda sobre el keynesianismo de Trump, que Hitler compartió desde la Alemania Nazi, favoreciendo su política de armamento un pleno empleo, el nuevo mandatario se prepara al igual que el otro, para la guerra en varios frentes, el interno para con los migrantes, terminando de hundir México, y el externo, recuperando el orgullo bélico americano, allá donde se tercie.Los delirios paranoicos y sociopáticos de un magnate, machista y homófobo, alcanza a las mujeres, el aborto y cuanto programa social avanzado sea esgrimido por sus rivales y opositores. La Nueva América que planea, recuperará su más antiguo belicismo poniendo en vereda a los negros e hispanos mediante la represión contumaz. Aguardamos muros fronterizos de libre tiro al blanco y oleadas de odio contra la América Blanca agitada por el Klan de los encapuchados y sus hogueras en la noche. El odio a los judíos en el Tercer Reich se reconvertirá y adaptará al chovinismo racial más agresivo. Desde la izquierda, Laborda estima que una economía keynesiana, carente de sentido social, cambiará, por sí sola las mentes y espíritus de muchos norteamericanos. De hecho, aplica las recetas de la UE al revés. No son los números quienes gobiernan el destino de la humanidad, sino las ideas que, tarde o temprano equilibrarán las clases, reemplazando este capitalismo suicida por un socialismo avanzado,facilitando la convivencia, hoy tan deteriorada en Europa y América,mitigando nuevas hambrunas en ciernes. Trump representa lo contrario de esta fórmula, potenciando una nueva industria armamentística más letal y destructora, que reafirme la menguada dominación mundial ensayada en el siglo XX por el imperio,preparando una revancha histórica.de colosales dimensiones y trágicos resultados.

lunes, 14 de noviembre de 2016

LA CASA LITERARIA EN ORDEN

Ya a punto de colgar en Amazon Kindle la nueva versión de "El Código Invisible", volumen 4 de "Detective en Hollywood", continúo mejorando el texto de un serial noir con pocos lectores. La virtualidad de Kindle te lo permite. En España, confunden a Agatha Christie con Dashiell Hammett, al igual que este Estado Monárquico de extrema derecha con una democracia. Cuando se trastocan los tiempos históricos y sus categorías se confunde todo, también la calidad con su ausencia. La falta de formación cultural alcanza por igual a derechas e izquierdas. Por dicha razón, cuando lees a cualquier autor en boga nada aprendes.
Los maestros te ilustran sobre épocas diversas, y fallos o virtudes humanas. Por eso Shakespeare, Kafka, Dickens(muy apropiado en estos momentos) Balzac o Dostoiewski continúan vigentes aunque muy pocos los lean y menos puedan interpretar su grandeza. En la parte que me toca sigo estas líneas maestras, dándome de bruces contra fútiles modas, medios adversos y mucha gente que dejó de leer o no leyó nunca. Sí, éstos también existen, sin que las culpas recaigan en el cine, la TV y los ordenadores. Son medios que si se saben administrar, sirven para entender el mundo que nos rodea. Leyéndome, el que quiere aprender, aprende. Lástima que sean las frases cortas, por más bellas, elegantes y exactas, y no renglones más extensos los que concitan la atención de mis amigos virtuales. El problema radica en fijar dicha atención y pensar, reflexionando. Es un sano deporte que agudiza el cerebro y la inteligencia
A menudo, los comentarios que se me dirigen contienen fallos ortográficos, y poca atención en la construcción de breves frases, o se repiten mis definiciones. Algunos hasta compiten con las mías.Leer a un escritor comprometido con lo humano requiere compromiso. Y respeto por los amigos, virtuales o no. El significado de esforzarse en escribir como se debe, parte del que se respeta a sí mismo escribiendo. Por esa razón, entraré a activar un control de calidad del que los medios españoles o argentinos carecen. Cualquier comentario que desrespete las reglas ortográficas no será publicado. Tolero que no se lean mis novelas. Faltaría más. Pero en mi territorio trimural, ordeno y mando yo. Es el motivo de mis continuas advertencias sobre datar la procedencia de cualquier artículo hallado por el esfuerzo de la búsqueda de alguien. Los bloqueos son y serán constantes, permitiendo que descubra amigos virtuales más atentos y considerados.

viernes, 11 de noviembre de 2016

EL QUE A HIERRO MATA...

Que imagine el accidente fatal de una corta vida a Donald Trump no significa terrorismo de mi parte, a pesar del odio que le profeso. Creyendose dueños del mundo,los líderes fascistas finalizaron su viaje plagado de iniquidades y latrocinios en una cueva, como Hitler o Saddam Hussein, Colgados de ganchos boca abajo en una plaza, como el autotitulado Duce, o destripados por la multitud, tal como proyectaron al Gadaffi de las horas últimas.El nuevo mandatario norteamericano es hombre violento y salvaje. Sus peroratas y bravuconadas ofenden la dignidad de propios y extraños. Esta vocación provocadora en un país donde no han faltado los magnicidios, tampoco promete miel sobre hojuelas al sujeto. Quienes se creen dueños del mundo terminan sus días aplastados por el mismo. Galvanizar las iras universales no conquista una vida larga, y mucho menos plácida. La de Robert De Niro amenazando propinar justicieros golpes de puño a Trump es agua de rosas, en comparación con la bronca popular acumulada, que hoy gana las calles de los EEUU y otros países. Si la certera frase del que a hierro mata a hierro muere, es aún vigente en la Historia, los días de poder del fantoche están contados...

miércoles, 9 de noviembre de 2016

LA IMPOSIBILIDAD REFORMISTA EN EL CAPITALISMO


Cuando Obama salió a la palestra planteando el "Yes, we can'" sostenía una reforma desmentida al poco tiempo, manifestándose impotente para avanzar socialmente en lo justo y conveniente.Lo que premiaron con un Nobel de la Paz fue su fracaso. Años después, la consecuencia es Donald Trump. Los márgenes de reforma del capitalismo ya en el pasado inmediato, acabaron desembocando en Ronald Reagan y Margaret Tatcher con el papa Wotjyla impartiendo bendiciones al aborto, la penalización de las mujeres y la restricción de las libertades en Occidente. 

Hoy Pablo Iglesias escribe en "Publico" un artículo que es pura reforma, planteando movilizaciones y etc, sin incluirse en el fracaso del reformismo planetario, ni sostener que las próximas batallas se librarán clase contra clase. Cada vez es más nítido ese enfrentamiento entre un capitalismo neoliberal que no cede posiciones, redoblando ataques de clase con medidas empobrecedoras que conducen a retrasar un siglo el reloj de la Historia.La desesperación de la worker class, reuniendo en un haz a las gentes de color, las mujeres, y los latinos otorgó el poder del país más poderoso del planeta a un fascista. Ahí sí damos la razón al artículo de Iglesias. Pero no es el único ser que encarna tal emblema en el siglo XXI. Entre él, Temer, Macri
Merkel y Rajoy no hay diferencia. Todos hacen pingües negocios con la explotación, la sangre y el sudor de los trabajadores, y los sectores sociales más desprotegidos. Difiero en cambio, el calificar de "momentos" lo que es una sostenida tendencia en extremo agresiva desde la previa década. A propósito, cito el fracaso griego de Syriza, partido hermano de Podemos en su propósito reformista, pues de hecho, hoy es esa formación la que gestiona para la burguesía y el IV Reich los frutos de la crisis europea, implementando una política de crueles recortes, semejante a la de Rajoy en España. Es lo que terminarán haciendo Podemos e IU si no enfocan correctamente la naturaleza de clase de la crisis y su salida revolucionaria. Significa eso un retorno al marxismo? Realmente, su práctica tuvo escasa vigencia desde 1917 en adelante. En territorio ruso, sirvió para tomar el poder gracias a la audacia de Lenin y Trotsky, pero el gato al agua terminó llevándoselo Stalin, desarrollando una burocracia conciliadora con la burguesía mundial, que llevó al nazismo y la Segunda Guerra Mundial. Otro proceso semejante con mejor derrotero llevará años de esfuerzos y organización.Y de aquello que carecemos es de organizadores lúcidos y aguerridos que enfrenten los presentes estragos, y el ascenso de Trump al poder en el país más reaccionario del orbe hoy mismo.En el centro del capitalismo mundial se repiten acontecimientos de la periferia, donde en ciertos países, la desesperación y el desconcierto propende en las masas el giro a la extrema derecha.Cuando experimenten los extremos rigores comunes del sufrimiento y el dolor, reaccionaran en dirección opuesta. Los ciclos de la Historia registran continuamente estos cambios de humor. Va llegando la hora de ponerles fin, antes que los actuales retrocesos destruyan el planeta.

RETORNO AL MEDIOEVO

Con Trump han triunfado las grandes aberraciones del capitalismo. Machismo, belicismo, intolerancia racial y política se dan la mano ante un planeta de valores perdidos. El fracaso de Clinton y sus mentiras alcanza a Obama, y su impotencia a la hora de resolver los problemas candentes de la sociedad norteamericana, entre ellos su creciente empobrecimiento.La cara amable del capitalismo deja paso a la más tenebrosa e inevitable, según dicta su miserable y criminal filosofía, competitiva y belicista. El retorno a principios medievales es inevitable en todas partes. El campeón del armamentismo y la xenofobia desplegará muy pronto su batería de iniquidades, y no solo sus compatriotas pagarán por ello en un planeta globalizado.El pez, una vez recogidos la red o el sedal con la presa boqueando coletazos, se pudre por la cabeza. Hace horas apenas, comentaba la falta de imaginación de Hollywood, brindándonos súperheroes al por mayor. Es el estadio alcanzado por la fuerza bruta desde la crisis en el interior de EEUU. Ahora, uno de estos engendros reales, el peor de todos, se ha corporizado en las elecciones generales de la víspera. Contrariamente a lo que muchos norteamericanos esperan, y quería el FBI, en representación de las corporaciones militares y fabricantes de armamento sofisticado, el perverso Donald Trump ahondará el sendero de Reagan y George Bush en el terreno bélico, llenando de sangre a su país y el mundo. No queda otra. Ningún sistema abandona la escena histórica sin apelar a todos sus recursos materiales resistiendo el desalojo. En realidad, esta América empareja abiertamente al Cuarto Reich Alemán y su feroz dominación a través de la UE y el euro de los países más pobres y la población más indefensa. Ellos, pese a su monstruoso endeudamiento, tienen el dólar y el poder financiero de su lado, con una dotación armamentística dispuesta para que nada cambie, como no sea para peor.

lunes, 7 de noviembre de 2016

EL DECLIVE DEL IMPERIO AMERICANO

Desde hace tiempo, el sueño americano se convirtió en pesadilla. Quizá por dicha razón, Hollywood fabrica espectáculos comiqueros de grandes efectos especiales y ninguna sustancia humana. La antigua tendencia evasiva de la industria llega a su paroxismo escarbando sagas heroicas en los tebeos Marvel o DC, en los que buenos grandes actores envejecidos, y otros no tan buenos, forjados en el material plástico carente de calidad dramática, representan primitivas versiones del bien y el mal. Lo que antaño se destinaba a los seriales en episodios de bajo presupuesto, ocupa hoy el primer plano de un medio sin ideas, mientras los homeless alfombran aceras y el medicare resuelve pocas enfermedades y riesgos mortales, pese a lo que diga el distinguido señor Krugman. Las gentes de color y los latinos son quienes llevan la peor parte en barriadas, donde la policía golpea, tortura y asesina jóvenes a mansalva. Las industrias del acero y el automóvil, devastadas por la importación de la competencia asiática, no aseguran futuros jubilados, mientras los candidatos presidenciales son el fiel y grotesco reflejo de la desaparición de la clase media, erigiéndose los representantes de la superclase en símbolos de la polarización social. Meros villanos de un comic neoliberal, o tristes héroes de la extrema derecha, al igual que Merkel y Rajoy, los actuales EEUU apuntan desde sus élites la triste marcha del mundo occidental hacia el ocaso. La irrupción de alguien tan fascista como Trump o su desgastada rival, la millonaria Hillary Clinton, suceden al falsario Obama, mucamo del café para los ricos, en la competencia por sentar tafanarios en el Salón Oval de la Casa Blanca, para que nada cambie en lo sucesivo